Por Florencia Lara
1 junio, 2022

El Hospital de Barcelona, en España, declaró que el 31% de las mujeres que fueron víctimas de abusos en sus dependencias, habían sido drogadas contra de su voluntad mientras estaban de fiesta.

Para las chicas es normal que al salir de fiesta entre amigas, todas se cuiden entre sí por el miedo de poder ser víctimas de una violación o abuso. La ciudad del Barcelona, en España, tomó una importante determinación para proteger a sus jóvenes durante su tiempo de ocio: Poner tapas a las bebidas alcohólicas para evitar que sean intervenidas.

Getty Images

Más de una vez, las mujeres han sido aconsejadas por sus madres, que al salir de fiesta, revisen con sus propios ojos mientras le sirven un trago en la barra del lugar. ¿La razón? Varias muchachas en el último tiempo han denunciado haber sido drogadas a través de sus bebidas, y posteriormente abusadas.

De hecho, según un estudio del Hospital de Barcelona, se llegó a la conclusión que el 31% de las mujeres que denunciaron ser abusadas y violadas durante el 2021, habían sido previamente drogadas en contra de su voluntad. En total, solamente durante el año pasado, la institución recibió 486 mujeres que consumieron estupefacientes sin saberlo.

Getty Images

Es por la misma causa que la Federación Catalana de Asociaciones de Actividades de Restauración y Musicales (Fecasarm), institución encargada de los bares y fiestas en Barcelona, tomó la determinación de disponer tapas para los tragos servidos en dichos lugares.

La idea es que cada local tenga una especie de tapa plástica, donde solo se asome la bombilla, así como los recipientes de bebidas de restaurantes de comida rápida. Con esto se podría evitar que alguien ponga droga en un vaso, sin que la víctima se percate.

Getty Images

también a su vez, que las tapas cuenten con un código QR impreso, cosa de que si se ve a alguna muchacha drogada en un bar, quien lo escanee pueda saber la procedencia del vaso y dar aviso a la policía.

Getty Images

La Fecasarm espera que su nuevo proyecto efectivamente disminuya los caso de abusos y violaciones por víctimas que las drogaron contra su voluntad. Además, de resultar un éxito, quieren que la iniciativa se expanda por otros países para así cuidar a cada mujer de cada nación.