Su nombre es «Soffio» y tiene como objetivo que las personas comiencen a recuperar su cotidianidad, pero respetando las medidas sanitarias necesarias. Es parte de la nueva normalidad.

Desde ya hace algunos meses la forma de vivir del mundo ha cambiado drásticamente producto de la pandemia por coronavirus que llegó. Y si bien ya llevamos tiempo con ella, al parecer aún no tiene fecha de despedida, no hasta que se encuentre la vacuna para ella.

Mientras eso pasa, ya hay ciertas empresas que invitan a las personas a volver a esta «nueva normalidad» a través de ingeniosos inventos para salir seguros y evitar contagiarse. Una de esas son estos protectores faciales inflables para salir. 

Instagram @margstudioarchitecture

Con esta nueva realidad, en la que no es seguro salir sin cubrebocas o protector facial, los diseñadores italianos de la empresa Margstudio, crearon una nueva alternativa que no sea tan invasiva.

Su nombre es «Soffio» (soplo en español) y tiene como objetivo que las personas puedan recuperar su libertad de manera segura. Ellos aseguran que es perfecta para ir a comer a restaurantes como te da el espacio suficiente para beber y comer tranquilamente. 

A través de su cuenta de Instagram se han encargado de publicar diferentes imagenes sobre su nuevo invento, que es totalmente inflable. Eso suena ideal ya que, si bien se ven un tanto pesadas, la verdad es que son bastante livianas. 

«La curiosa máscara se sostiene en una estructura inflable hecha de PVC y queda ubicada a una distancia suficiente para que quien lo usa pueda comer y beber» explicó  Annalisa Grasselli, de MARGstudio, a la revista Dezeen.

También con un video, muestran que el protector facial es igual que un flotador para piscinas ya que se infla con nuestra boca a través de una boquilla. Por eso también que cada uno tenga un uso personal.

Pero los diseñadores no solo han pensado en la comodidad de la gente y en volver a disfrutar de la vida, sino que también este invento está relacionado directamente con la reapertura de bares y restaurantes después de la pandemia, lugares que se han visto afectados por esta.

Este invento italiano, que puede ser fabricado por menos de un euro cada uno (equivalente a $1,11 dólares) sea una forma efectiva y no tan costosa de salir a la calle nuevamente.

Instagram @margstudioarchitecture

La creatividad al servicio de todos.