Por Lucas Rodríguez
30 julio, 2020

El objetivo de esto es que podamos apagar las velas y pedir deseos, sin que por ello estemos cubriendo la torta de microbios. Ni el COVID-19 podrá detener nuestros memorables cumpleaños.

No es ninguna novedad el afirmar que el coronavirus nos ha obligado a cambiar drásticamente las maneras en las que vivimos. Quizás lo más fuerte de esto no fue solo lo drástico de los cambios, sino que lo súbitos que fueron. Por allá por marzo aun vivíamos vidas normales, íbamos a la oficina a trabajar, nos veíamos con regularidad con nuestros parientes y amigos. Hoy ya no podemos hacer ninguna de esas cosas, no al menos que sea de vital importancia. 

@cubretartas

Esto nos ha hecho reflexionar sobre cuáles son las cosas fundamentales en la vida, y cuáles son un poco más secundarias. Dado que solo podíamos dejar nuestros hogares para abastecernos de compras, insumos médicos o asistir a una persona enferma, empezamos a dejar atrás muchas cosas que hace tiempo que dábamos como fundamentales para haber tenido un buen año. 

@cubretartas

Algo como la celebración de nuestros cumpleaños, claramente tuvieron que quedar en segunda o incluso, tercera categoría de prioridades. Los que tuvieron cumpleaños en estas fechas tuvieron que celebrarlos por Zoom, viéndose los rostros mediados por las pantallas. Fue una suerte de solución, que al menos nos hizo sentir que ese día tenía algo de especial. Pero la verdad, es que nos dejó añorando poder celebrarlo en persona. 

@cubretartas

Ahora que ya llevamos varios meses en este estilo de vida, las opciones para poder retomar una vida normal están comenzando a aparecer en todos lados. Esto incluye maneras de poder tener un cumpleaños más normal. Para eso es que nació el emprendimiento español de Cubretartas

@cubretartas

Se trata de algo tan obvio como lo dice su nombre. Es un plástico que iría por encima de tu tarta de cumpleaños, protegiéndola de cualquier microbio o influencia exterior.

@cubretartas

Lo mejor es que viene equipada con espacio para todas y cada una de las velas, por lo que podrás soplar sin enviar una secreción infecciosa sobre ese rico pastel, que todos tus parientes y amigos se morían por degustar.

@cubretartas

Es una idea que sus creadores ya tenían en mente hace un tiempo, más por una cosa higiénica que de salud. Pero ahora que preocuparnos de los contagios y la transmisión de microbios es algo fundamental para la vida en sociedad, su emprendimiento empezó a parecer una necesidad.

Juzgando por los casi mil seguidores que han acumulado en poco tiempo, damos por hecho que fue la decisión correcta echar a andar este negocio de manera seria.