Por Teresa Donoso
3 noviembre, 2017

¿Te someterías a ellos?

Beber una cerveza al final de una larga semana es algo que mucha gente aprecia. No sé si tiene que ver con su sabor o con el hecho de estar disfrutando de un poco de alcohol, sin embargo, hay algo en abrir una botella y sentarte en tu sillón favorito a disfrutarla. Algo parecido deben haber pensado en Samuel Adams, una compañía estadounidense que se decidió a fabricar una cerveza totalmente diferente.

El problema, tal como cuenta Unilad, fue que terminó con una variedad tan alta en alcohol que actualmente es ilegal en 12 estados de su país.

Richard B. Levine

La bebida, bautizada como Utopias, posee un volumen alcohólico de 28%.

Además, ha sido producida de forma limitada por lo que incluso si pudieras conseguir una, las posibilidades son pequeñas. Existen solo 13 mil botellas que fueron producidas este año. Por lo demás, son extraordinariamente caras, algo bastante peculiar considerando que beber una podría dejarte muy ebrio.

Sam Adams

Porque, sí, cada botella cuesta $200 dólares.

Si bien su receta lleva los ingredientes típicos de toda cerveza, es el añejado lo que le da un sabor diferente y especial:

“Este proceso, además de nuestra mezcla usada en cervezas añejadas, crea la cerveza fermentada más natural y compleja que se pueda conseguir”.

Sam Adams

Además, aseguran que las cervezas, a diferencia de otras, solo mejoran con el tiempo, incluso si han sido previamente abiertas. Lo anterior se debe a su alto contenido alcohólico, que se asemeja al de una botella de coñac.

¿Probarías una bebida como esta? A mí me causa mucha curiosidad.