Por Ghalia Naim
12 diciembre, 2017

Para la próxima, de la botella o una copa.

El típico brindis navideño o de Año Nuevo viene acompañado de un buen Champagne o cualquier otro vino espumoso, pero a veces entre tanta gente no alcanzamos a servirlo en copas y usamos vasos de plástico; craso error. De acuerdo a un estudio realizado por la Universidad de Texas, Estados Unidos, esta acción causa una gran pérdida.

Se pierde el sabor

Según las conclusiones de la investigación publicada por la revista Cosmopolitan, sin importar cuán caro o de calidad sea la bebida espumante se echará a perder si tiene contacto con cualquier superficie que no sea vidrio.

 

https://www.instagram.com/p/BckdtfqBkqD/?hl=es&tagged=champagne

Se altera la efervescencia generando burbujas más grandes, de modo que pierde su textura. Es decir, queda “aguada”.

El autor del estudio, Kyle S. Spratt explicó que:

“Si alguna vez te das el tiempo de servir vinos espumoso en una taza de poliestirenos, notarás que las burbujas son bastante diferentes”. 

Want some wine with that? Get 50% off bottles of wine with any entree on Monday and Tuesday!

A post shared by Grille 401 (@grille401) on

Por otro lado, también se descubrió que mientras más pequeña la burbuja del producto, mejor es su calidad. Entonces, si se agrandan al contacto con un vaso de plástico es, literalmente, dinero a la basura.

Ya sabes, el brindis en cualquier ocasión especial debe ser un una copita de vidrio.

Especialmente la de Año Nuevo.