Por Teresa Donoso
16 junio, 2017

Es todo culpa de los turistas :(.

Visitar Roma debe ser uno de los grandes sueños que tengo en mi vida. Siempre me he imaginado paseando cerca de sus fuentes con un delicioso helado italiano en la mano. O quizás un affogato… es difícil escoger. Sin embargo, me acabo de enterar que mi sueño de toda la vida ya no será posible debido a las nuevas leyes que han sido implementadas en el lugar.

iStock

Según Cosmopolitan, la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, acaba de firma una nueva ley que busca proteger las cerca de 40 fuentes que se encuentran en la ciudad debido a su gran valor histórico. Por ello, desde ahora en adelante será ilegal beber o comer algo cerca de ellas e incluso sentarse en sus bordes no estará permitido.

También estará prohibido, obviamente, meterse a la fuente, bañarse en ella o permitir que tus mascotas lo hagan.

iStock

En caso de desobedecer a la ley, la multa que deberás pagar asciende a $268 dólares.

La medida fue tomada en respuesta a los daños sufridos por varios monumentos. Entre ellos se encuentran el caso de un hombre que fue sorprendido nadando desnudo en la fuente Trevi y también el un grupo de alemanes fanáticos del futbol que terminaron dañando la fuente Barcaccia y que incluso dejaron botellas vacías de cerveza en el agua.

iStock

En un comunicado, Raggi aseguro que lo único que buscaba era que la gente respetara la ciudad:

“Todos deben respetar la belleza de Roma. Debemos proteger nuestra ciudad, el decoro es importante”.

¿Qué te parece la medida?