Por Lucas Rodríguez
20 octubre, 2021

El hombre vio su mercancía rodar por la calle luego de que su carrito fuera impactado por un vehículo. Como por acto de magia, todas las personas que vieron el acontecimiento se acercaron para levantar cada una de sus manzanas.

Existe un meme muy popular en Internet que dice algo así como “¡La fe en la humanidad ha sido recuperada!”. Lo normal es que la frase vaya acompañada por una imagen o un video de una o más acciones desinteresadas y nobles, de parte de nuestra malograda raza humana.

Es especialmente notorio porque suele aparecer luego de la avalancha de malas noticias que los medios y las redes sociales nos entregan día a día. Entre colapsos de las rutas de comercio y contaminación de medioambientes, pareciera que no hay límite para la maldad que podemos llegar a hacer. 

@razoesparaacreditar

Ahí es cuando aparece esta frase, que puede ser aplicada a la perfección a un video grabado en Boznou, China.

Es un breve video captado por una cámara de vigilancia, pero que en su menos de un minuto tiene todo lo necesario para ser una historia completa. Comienza con un conflicto: un vendedor ambulante de lo que parecen ser manzanas va en su motocicleta con carrito. Cuando se dispone a pasar un cruce, uno de los coches se lanza sin precaución y lo impacta. 

@razoesparaacreditar

Por suerte para la salud del conductor, el golpe no fue demasiado intenso.

Aunque él resultó ileso, no corrió la misma suerte su carrito. Las cajas llenas de manzanas que llevaba con él ruedan por el cruce, desperdigándose por todas partes. Es ahí donde sucede lo inesperado: cientos de personas se abalanzan sobre el vendedor. De buenas a primeras uno podría creer que son aprovechadores, listos para llevarse algunas manzanas gratis a casa con ellos. 

@razoesparaacreditar

Todo lo contrario, pues lo que hacen es ayudar a guardarlas de regreso en el carrito.

El vendedor observa todo esto desde su motocicleta, probablemente en un estado shock. Aunque nos corresponde preguntarnos si ese estado de shock se debe al accidente que acaba de sufrir, al acto de bondad inaudito que está observando, o a una combinación de ambas. 

@razoesparaacreditar

Pocos segundos después, las personas han conseguido recoger todas las manzanas.

El video se corta antes de que podamos ver si es que el vendedor se vuelve a subir a su moto y continúa el viaje, pero lo que podemos notar con certeza, es que salvo las que se reventaron contra el pavimento, ya no quedan manzanas rodando sobre el pavimento. 

Como dijimos más arriba, ¡La fe en la humanidad ha sido recuperada!