Por Teresa Donoso
19 mayo, 2017

Su tamaño es perfecto.

La maracuyá es una de mis frutas preferidas: tiene un toque ácido y ligeramente dulce que equilibra los sentidos y hace que tus papilas gustativas inmediatamente sepan que están probando algo único y delicado. Si estás buscando un postre sencillo pero majestuoso para alguna ocasión especial, entonces no busques más: estos son los sabores que sí o sí necesitas presentar en tu mesa.

Ingredientes:

Para la base:

– 85 gramos de azúcar.
– 150 gramos de harina con polvos de hornear.
– 115 gramos de azúcar.
– 100 gramos de mantequilla derretida.

Para el relleno:

– 60 gramos de pulpa de maracuyá.
– El jugo de un limón.
– 580 ml de leche condensada.

Preparación:

1. Precalienta el horno a 180º Celsius.
2. En un bol mezcla el harina con el azúcar, el coco rallado y la mantequilla. Forma una masa homogénea y distribúyela en la base de un molde desmontable para tartas.
3. Hornéala durante 12 minutos.
4. En un bol integra todos los ingredientes del relleno, y luego vierte esta mezcla sobre la masa precocida.
5. Baja la temperatura del horno a 150º Celsius, y hornea la tarta durante 15 minutos o hasta que esté completamente cuajada.
6. Déjala enfriar, ¡y disfruta!

Tiene una consistencia muy parecida al del pie de limón, así que si eres fan de ese postre, de seguro este también te encantará.