Por Leonardo Granadillo
22 enero, 2019

Lo culpo de todos sus crímenes más no de su antojo de helado… 🍦😍

Cada ladrón tiene como dicen en lenguaje policial su ‘modus operandi’ algunos con estrategias más ingeniosas otros con errores mucho más particulares como por ejemplo, comer helado en cada casa donde realizas un robo.

No necesitamos ser delincuentes, sólo ver algunas buenas películas o series policiales para saber que no suena bien llevarse algo y dejar rastro, esto fue lo que ocurrió en Bedfordshire (Inglaterra) donde un ladrón llamado Paul Hayman, fue atrapado por el ADN que quedó en una cuchara por estar comiendo helado en casa de la víctima.

SWNS

Por más absurdo que suene, Hayman tiene esto como una especie de costumbre, intentó asaltar otra casa 4 días después y lo capturaron. Al llegar los oficiales encontraron dos potes de helado vacíos, los envases fueron examinados y los agentes descubrieron que coincidía con una cuchara y otros potes que el ladrón había dejado en las otras casas.

La policía dio con facilidad con Hayman quien se encontraba a las cercanías del hogar de su última víctima y fue sentenciado el 11 de enero, declarado culpable por los cargos de robo (y no sólo de helados sino de dinero y artículos de hogar). Algunas fuentes señalan que Hayman habría obtenido unas 5000 libras esterlinas casi 7000 dólares en ganancias.

SWNS

La noticia sin duda se hizo viral tras el anuncio en Facebook de la policia de Bedfordshire con comentarios que jugaban con lo particular del delito ‘cambiando el helado por avena’ o ‘ si se porta mal, directo al enfriador’.

Acá el video del delincuente: