Por Pilar Navarro
7 agosto, 2017

¿De verdad tengo que hacer todo eso para quemar dos trozos de pizza?

Comer más sano es algo que nos interesa a todos y por eso no es raro que nos preocupemos de nuestra alimentación y el ejercicio que hacemos (o dejamos de hacer) por igual. Sin embargo, puede que los más perezosos quieran pensarlo dos veces antes de consumir en grandes cantidades sus snacks favoritos, especialmente considerando la cantidad de tiempo necesaria para quemar dichas calorías. Según la Sociedad Real de Salud Pública de Inglaterra, por ejemplo, es necesario correr cerca de 40 minutos sólo para quemar un rollito de canela. Pero espera, porque si escoges caminar, entonces tendrás que hacerlo durante una hora y casi 20 minutos.

¿Intrigado? Sigue leyendo lo que la SRSP le comentó al Daily Mail.

1. Una botella de gaseosa pequeña con azúcar

iStock

Son 138 calorías y necesitarás correr durante 13 minutos o caminar durante 26.


2. Un paquete personal de chips de patatas

iStock

Son 171 calorías y tendrás que correr durante 16 minutos o caminar durante media hora.


3. Una barra de chocolate personal

iStock

Son 229 calorías y significa que tendrás que correr 22 minutos o caminar 42.


4. Un café mocha mediano

iStock

Equivale a 290 calorías y para quemarlo debes correr 28 minutos o caminar 53 minutos.


5. Un rollito de canela con glaseado

iStock

Son, lamentablemente, 420 calorías de sabor, lo que significa que deberás correr 40 minutos o caminar durante 77 minutos.


6. Y finalmente, dos deliciosas rebanadas de pizza

iStock

El Daily Mail no especifica que tipo de pizza es (los ingredientes claramente tienen un impacto en su contenido calórico), pero da un promedio: 43 minutos corriendo o una hora y 23 minutos caminando para quemar las dos rebanadas.

Al final, nada es fácil en la vida: partiendo por el hecho de que consumir calorías es mucho más simple que quemarlas.

*Todas las indicaciones de correr o caminar son dadas de acuerdo a un promedio. Algunas personas necesitarán más ejercicio y otras menos. No comiences un nuevo plan de entrenamiento sin antes consultarle a tu doctor.