Por Teresa Donoso
3 mayo, 2017

Y pensar que pasamos todos estos años comiéndolos.

Comer huevos es, posiblemente, lo primero que haces cuando comienza el día y tienes tiempo para desayunar. Te levantas, te pones la bata, intentas orientarte un poco y te diriges a la cocina para comenzar tu día con un par de huevos fritos. Los quiebras sobre el sartén y allí están: dos bellezas de blanco y anaranjado mirándote. Posiblemente no existe mejor forma para comenzar el día. Pero… ¿alguna vez te preguntaste por qué las yemas de los huevos son de color anaranjado? Después de todo, el resto del huevo prácticamente no tiene color.

Según HelloGiggles, la verdad es que el color tiene mucho que ver con la dieta de la gallina y el tono anaranjado está directamente relacionado con los carotenoides, un pigmento natural que se encuentra en las frutas, los vegetales y algunas flores.

A delicious egg.

A post shared by Mr Egg (@cantgetanoeufofeggs) on

Las gallinas que no son criadas en cautiverio a menudo comen insectos, pasto y varias flores, algo que le da un color increíble a los huevos que ponen después.

Sin embargo, si tus huevos tienen una yema amarilla, no significa que estén malos. De hecho, tienen el mismo valor nutricional, es sólo que el pigmento no es tan fuerte en ese caso.

Y ahora, a comer huevos. Por si te lo perdiste, acá te dejamos siete cosas inesperadas que sí o sí tienes que preparar con esa docena que tienes en casa.

Te puede interesar

Leche nevada

5 septiembre, 2017