Por Antonio Rosselot
27 julio, 2020

El plato es uno de los estandartes de la mundialmente conocida gastronomía del Perú, y esta receta viene de parte de Gastón Acurio, destacado chef local que masificó la comida peruana en el planeta. ¡Imposible fallar con esta delicia!

Ah, Perú… ese destino que todos queremos conocer por su tremenda herencia cultural prehispánica, sus paisajes maravillosos y, evidentemente, por su incomparable tradición culinaria.

Los peruanos tienen una de las cocinas más destacadas de Latinoamérica, compitiendo con la mexicana como la mejor, a gusto de quien les escribe. Y en esta ocasión les traeremos una versión premium del clásico lomo saltado peruano, cortesía de Gastón Acurio.

Gastón Acurio

Acurio, destacado chef que tiene un gran número de restaurantes en Latinoamérica, lanzó un libro de recetas llamado «¡Bravazo!», en donde le rinde honores a la comida casera de su país y en el cual está la receta de la que les hablaremos ahora.

Las claves para prepararlo son una sartén bien caliente y mucho método en la cocina, para así lograr el sabor deseado. Es muy importante que se sigan los pasos indicados con tal de tener la mejor experiencia de sabor y texturas.

Y con la venia de Acurio, ¡comencemos con esta belleza culinaria!

RPP

Ingredientes

– 2 cebollas rojas, cortadas en tiras gruesas

– 4 tomates pequeños, cortados en tiras gruesas y sin pelar

– 1 ají —o chile— amarillo, cortado en tiras delgadas

– 4 cebollines (o cebolla china) separados, la parte blanca va picada en rodajas pequeñas y la verde en pedazos grandes

– 4 dientes de ajo, chancados y cortados finamente

– Lomo de res cortado en tiras gruesas, aproximadamente del tamaño del dedo pulgar y salpimentadas

– Hojas de 8 tallos de cilantro

– 8 cucharadas de vinagre tinto o blanco, mezcladas con una cucharada de salsa de ostras (opcional)

– Arroz para acompañar

– Papas fritas para acompañar

Recetas de Cocina

Preparación

1. Antes de empezar, procurar que el arroz blanco y las papas fritas ya estén perfectamente cocinados. El lomo debe cocinarse justo antes de servir y comerse de inmediato.

2. Poner aceite vegetal en una sartén grande a fuego alto y, cuando el aceite bote el primer humo, echar la mitad de la carne y remover con rapidez mientras el aceite chispea, añadiendo un chorrito de vinagre. La idea es que la carne se selle rápido y no se cocine demasiado por dentro, por lo que el aceite debe estar a tope durante todo el proceso.

3. Quitar la carne saltada y repetir el mismo proceso con el resto. Luego, sacar la carne y en la misma sartén poner la mitad de la cebolla, cocinar por un minuto y sacarla. Después echar el resto de cebolla y repetir el mismo proceso.

4. Hacer lo mismo con el tomate: cocinar la mitad por dos minutos, sacarla y después cocinar la otra mitad.

5. Calentar aceite nuevamente, echar a freír el ajo y la parte blanca de los cebollines. Cocinar por unos segundos y luego añadir la carne con el jugo que botó en el reposo, la cebolla y el resto del vinagre.

6. Luego, echar el tomate, el ají amarillo y cocinar por unos minutos antes de poner la parte verde del cebollín y las hojas de cilantro. Ajustar el nivel de picor al deseado.

7. Se sirve en plato hondo con una buena porción de arroz y papas fritas, acompañado de una buena cuota de la salsa del lomo.

El Comercio

¡Qué delicia!