Por Lucas Rodríguez
5 junio, 2019

Lograron repelerlo, pero les costó la salsa. Los reptiles también aprecian una buena pasta de avocados.

De los animales que hay en el mundo, los cocodrilos y caimanes están muy cerca de la cima de la lista de los más intimidantes. Es cierto que uno de los gatos grandes (tigres, panteras, leones, etc., y ese es el nombre oficial, por muy tierno que suene) puede llegar a destrozarte y hacerte sufrir muchísimo más, pero el hecho de que sea un felino hermoso ayuda a que sea más fácil de aceptarlo, por muy terrible que sea.

Los reptiles, por el otro lado, tienen una piel escamosa y la sangre fría. Si hay una palabra que es lo opuesto a tierno, esa debe ser reptil. Por lo mismo, uno de ellos es lo último que uno desearía como parte de un picnic. 

WGFI

Una tarde que debería haber sido un agradable picnic, se tornó en dramática cuando las aguas se abrieron para dejar salir a la intimidante criatura. Taylor Forte había planeado la tarde para su novio Trevor Walters, escogiendo el lugar al borde de un pequeño lago. Se lamentó de no haber revisado si es que había reptiles prehistóricos en las cercanías. 

WGFL

Como contaba con entrenamiento militar, Trevor fue capaz de controlar su miedo y hacerle frente al animal, el que terminó por devolverse a las aguas sin herir a ninguno de los dos. Al parecer, ellos no eran su objetivo. Una vez pasó el susto, se dieron cuenta que su picnic estaba intacto, salvo por una cosa: su plato de guacamole estaba en pedazos y la suave pasta de avocados estaba extinta. 

WGFL

Al parecer, el cocodrilo hipster entendía que la parte más valiosa del picnic no eran los dos jóvenes oriundos de los pantanos de Florida, sino que la salsa que tenían para untar sus nachos, según contaron a CBS Gainesville. Taylor y Trevor se sintieron afortunados de no haber salido heridos, pero también lamentaron la pérdida de su guacamole. 

WGFL

No esperaban compartir gustos con un reptil de sangre fría. Para la próxima vez, se aseguraran de llevar un plato extra.