Por Antonio Rosselot
27 septiembre, 2019

¡ALARMA DE TRABAJO SOÑADO!

Pensemos en trabajos geniales, a mí se me ocurren unos cuantos: cuidar un faro en una isla cerca del Ártico, evaluar el servicio de las aerolíneas y viajar gratis, ser consultor de comodidad de camas, etc. Pero lo que está ofreciendo Domino’s Pizza Australia es algo que muchos desean con ansias.

Getty Images

La filial australiana de esta cadena de pizzas, una de las más grandes del mundo, está buscando un catador/a que pueda evaluar la calidad de sus palitos de ajo, reconocidos mundialmente.

A su vez, el empleado también tendrá que probar los palitos y rollos de ajo con queso, otros de los alimentos destacados de la cadena.

Domino’s publicó la oferta de trabajo en LinkedIn, como debe ser, y según la descripción, buscan a alguien que sea «algo crujiente por fuera, pero cálido y suave por dentro», además de tener las siguientes características: adorar todos los carbohidratos, no identificarse como un vampiro y entender perfectamente la proporción «crujiente-suave».

La empresa pagará un sueldo de 30 dólares australianos por hora (unos 20 dólares de EE.UU), además de (obviamente) dar almuerzo a su trabajador y costear su traslado en caso de que no viva cerca de Brisbane, ciudad que alberga la casa matriz de la cadena.

Los interesados/as en aplicar deben rellenar un formulario online explicando en 200 palabras por qué son los candidatos perfectos para la vacante, o bien enviando un video de 30 segundos en donde demuestre sus calificaciones.

La fecha final de postulación es el 7 de octubre… es decir, hay tiempo suficiente para comprar un vuelo, postular, viajar a Brisbane y cumplir el sueño de todos: que te paguen por comer.