Por Lucas Rodríguez
27 febrero, 2020

Todos adoramos el tocino, pero nadie gusta de quedar manchado de aceite y con olor a fritura. Tenerlos para picar como si fueran papas fritas es la solución.

El mundo de los alimentos está lleno de opciones mesuradas, balanceadas y que siempre estarán al alcance de la mano. Las bananas son un buen ejemplo: son alimenticias, fáciles de preparar, aun más fáciles de adquirir y capaces de llenar el vacío alimenticio que nos lleva horas acosando. Pero si nos alejamos de ese equilibrio, están los alimentos que nos requieren más trabajo, no son tan económicos y lo más complejo de todo, no son tan convenientes para nuestra salud. El rey indiscutido de estos por supuesto que es el tocino, el enemigo número de las dietas para bajar de peso, pero sin dudas que uno de los descubrimientos más sabrosos de la historia de la humanidad. 

Además de esas contra-cualidades que ya le subrayamos al tocino, está también la de que su preparación es bastante molesta. Conlleva freír mucho aceite, el que salpica bastante. Como si eso fuera poco, también lanza muchísimo olor, mancillando cualquier prenda que nos hayamos puesto que no sea la ropa de casa, esa que no nos importa se vea o huela pésimo. Pero qué se le va a hacer cuando sabe tan bien y es capaz de darnos un momento de placer así de intenso. 

Unsplash

Lo que se puede hacer es recurrir a los inventos de las cadenas de comida rápida, quienes siempre se han ofrecido a solucionar los problemas que nosotros podemos tener con la preparación de alimentos sofisticados (y con sofisticados queremos decir, grasosos pero deliciosos, de ahí la cursiva). Casi siempre es McDonalds o el Kentucky Fried Chicken los que se llevan nuestra atención en estos temas, pero por esta vez vamos a dejar a estos dos gigantes en la banca. quien nos convoca hoy es Dunkin’, nuestro rincón preferido para conseguir exquisitas donas y untarlas en café.

Unsplash

Siempre en la vanguardia, Dunkin’ lentamente ha ido ganando espacio dentro del rubro de los desayunos express. No solo con sus cafés para llevar a donde queramos nos han solucionado los problemas de la mañana, sino que sus nuevos snacks de tocino superaron lo que imaginábamos. Son como escuchas: unas barritas de tocino que vienen en un sobre parecido a los de las papas fritas. Los puedes comer cuando te de la gana, sin tener que luego cambiar tu camisa porque huele a fritura. 

Dunkin’

Vienen de a ocho y están mezclados con un aliño en base a pimienta y azúcar caramelizada, cosa de que consigan ese sabor agridulce que tan locos nos vuelve. No pierdas el tiempo y correr a probarlos.