Por Lucas Rodríguez
3 mayo, 2019

Aunque algunos se preguntan si acaso es realmente necesario algo así.

Mientras algunas personas pasan su tiempo trabajando para encontrar la cura a epidemias que llevan mermando los números de nuestra especie hace décadas, otros están más preocupados por llevarse el premio al “mejor invento por el que nadie preguntó”. Hoy, el mundo ha escuchado de un nuevo pretendiente a esta tan particular corona. 

@unnecessaryinventions

Se trata del “aguacate en tubo”. Es exactamente como suena: un tubo plástico, muy similar al de los desodorantes y antitranspirantes, solo que envés de tener una pasta verde en estado gel para aplicar bajo las axilas, viene cargado con una pasta verde en estado gel para aplicar sobre nuestros panes tostados. 

@unnecessaryinventions

Suponemos que el gran atractivo de este invento, es su portabilidad. A diferencia de los avocados regulares, que son tan incómodos de transportar (suponemos que este fue la línea de razonamiento que siguió el inventor de este producto), el avocado en tubo se puede llevar incluso en el bolsillo. Basta que lo saques, gires y listo. Incluso te lo puedes llevar a la boca, si lo tuyo no es el compartir ni mantener relaciones sociales estables.

@unnecessaryinventions

La campaña a su favor ya ha hecho énfasis en que este producto debería ser el sueño hecho realidad para todos los millenials fanáticos del avocado (o sea, todos los milenialls). La idea es que combina las dos cosas que más adoran: avocados y no tener que esforzarse para conseguir lo que desean.

Ahora falta que inventen el pan en pastillas y estamos listos.