Por Lucas Rodríguez
3 febrero, 2020

Investigadores españoles dieron con esta valiosa información. No es que nos faltara un motivo para ir por un capuchino.

De las actividades modernas que no creemos que vayan a cambiar, la taza de café de la mañana debe ser una de las que están más seguras. No importa si lo haces porque ya sientes que es lo necesario para comenzar tu día, o si es solo porque te gusta (o una combinación de ambas), sentarnos a la mesa de la cocina, con las lagañas de la noche aun pegadas bajo nuestros ojos, a sentir cómo el sabor amargo pero agradable, acompañado por ese gentil empujón de energía que nos da el café, nos guía a enfrentar un nuevo día. 

Lo bien que nos sentimos después de esa primera taza de café del día, es algo que nadie puede negar. Es cierto que técnicamente, hay un elemento de adicción en este proceso. Pero siempre y cuando se mantenga en una cantidad moderada, incluyendo fases en que lo dejemos para recordarnos que es algo que nos gusta hacer, no algo que necesitamos, no debería haber problemas. Incluso, si le creemos a los descubrimientos de los investigadores ligados al mundo académico (y aun no hemos encontrado una razón de peso para no hacer esto), hay muchos más beneficios de los que creíamos en el culto a la bebida color café. 

Unsplash

Investigadores de la universidad de Navarra, en España, dedicaron parte de su tiempo y recursos a estudiar los beneficios que tomar café puede tomar para la salud, específicamente para la de la salud de las mujeres mayores. Son los componentes que forman parte del café, como los los ácidos fenólicos, diterpenos o ácidos clorogénicos, los que tendrían maravillosos efectos para el cuerpo de ellas. 

Unsplash

Tomar una o incluso dos tazas de café al día son suficiente para regar el cuerpo con todos los beneficios de esta bebida descubierta en África. El mayor descubrimiento al que llegaron los expertos, es que estos componenetes serían capaces de ayudar en la prevención de uno de los tipos de cáncer más preeminentes en la vida de las mujeres menopaúsicas: el café ayudaría a prevenir el cáncer de mamá.

Unsplash

Contando con la participación de 10.812 mujeres, durante 10 años. Repartiendo en grupos a las mujeres que se salvaron de esta terrible mal, los investigadores fueron capaces de señalar una serie de costumbres beneficiosas, entre ellas el ejercicio. Sin embargo, la única que pudieron señalar como el factor en común, fue la taza de café de la mañana.