Por Teresa Donoso
8 junio, 2018

Toma nota.

Si bien existen muchas técnicas “nuevas” o novedosas a la hora de preparar huevos revueltos, Anthony Bourdain se declara a sí mismo como alguien de la vieja escuela. No es raro hoy en día que la gente ponga lácteos (crema, leche o queso) o incluso agua carbonatada en sus huevos con la idea de perfeccionarlos y darle una mejor textura, sin embargo Bourdain asegura en una entrevista con Tech Insider que nada de eso es necesario.

“Soy de la vieja escuela, yo creo que los huevos revueltos, o un omelette por ejemplo, se relacionan directamente con el huevo”.

En otras palabras, solo importa la calidad del huevo y la técnica que uses.

Entonces ¿cuál es su técnica? Te la contaremos a continuación.

1. Primero, el sartén

“Uso un sartén caliente, no demasiado caliente, pero caliente”.


2. Después, el huevo.

“Rompo mis huevos en una superficie plana y los pongo en un contenedor intermedio”.

Esto es para asegurarse de que el huevo está en buenas condiciones y que la mezcla está libre de pedazos de cáscaras.


3. Y ahora, a batir

“Los bato y tengo cuidado de no usar el tenedor con demasiada fuerza”.

La razón es que si bien Bourdain quiere que la yema y la clara se mezclen, no quiere que los colores se fusionen. De esta forma tus huevos revueltos seguirán teniendo colores blancos y amarillos. Además, el chef indica que los huevos sólo deben ser batidos segundos antes de ponerlos en el sartén. Así que no los batas con mucha antelación o se verán extraños después.


4. Condimenta con sal y pimienta

“Sal y pimienta. No añado agua y tampoco añado crema”.

Anthony no cree que los lácteos le aporten algo real a la mezcla.


5. Añade mantequilla

“Los pongo en un sartén caliente con mucha mantequilla caliente”.

El chef indica que le gusta que la mantequilla empiece a burbujear antes de añadir la mezcla de los huevos.


6. Revuélvelos así

“Muévelos usando una figura de ocho”.

Esto le da una consistencia suave y llena de aire al huevo.

El chef asegura que a pesar de ser un plato simple, a menudo las personas encontramos una forma de complicarnos con los pasos y terminar preparando algo que no es para nada delicioso. Creo que estoy de acuerdo con él en eso.

¿Probarás esta técnica infalible para obtener los huevos más deliciosos del planeta? ¡Cuéntanos!