Por Ghalia Naim
12 octubre, 2017

¡Como no se me ocurrió antes!

Dicen que hacer jalea es una tarea fácil, pero admito que en mis años de experiencia culinaria nunca me he sentido confiada al 100% a la hora de prepararla. Por alguna razón, no tengo buena técnica para hacerla y siempre tardo más de lo previsto en terminarla. Si eres tan amante de este postre como yo y no sientes que tu método sea el más eficaz, entonces te invito a seguir esta fabulosa receta. Además de deliciosa, la podrás comer en cuestión de minutos. 

¡Toma nota!

Ingredientes:

  • 1 sobre de gelatina de cualquier sabor
  • Hielo
  • 1 litro de agua
iStock

Preparación:

  1.  Separa en dos recientes el litro de agua. Ambas partes deben quedar de 500 ml.
  2. Calienta uno de los recipientes y deja el otro aparte.
  3. Añade la gelatina al recipiente con el agua caliente. Recuerda que debe ser rápido.
  4. Revuelve por 15 segundos.
  5. Licúa los hielos con el agua fría en la licuadora y agrega la gelatina disuelta en el agua caliente.
  6. Licúa por otros 15 segundos.
  7. Añade toda la mezcla en un recipiente que hayas congelado anteriormente.
  8. Refrigera.
wikihow

El dato:

Es importante que antes de preparar la gelatina mojes el recipiente donde la verterás y lo congeles. Debe ser de un material resistente a los cambios de temperatura. Por otro lado, si deseas apurar aún más el paso, recomendamos ejecutar el mismo procedimiento pero con frascos pequeños. Recuerda que mientras menor la porción, más rápido cuajará.

Aquí te dejamos esta fabulosa receta para que puedas practicar:

Mosaico de gelatina:

Ingredientes:

– 50 g de gelatina azul
– 50 g de gelatina de fresa
– 50 g de gelatina de limón

Para la gelatina blanca:
– 100 ml de agua
– 16 g de gelatina sin sabor
– 370 g de leche condensada
– 500 ml de leche

Preparación:

  1. Diluye cada gelatina de color con 250 ml de agua hirviendo, y luego mézclalas con 250 ml de agua fría.
  2. Vierte cada gelatina en un molde rectangular y llévalas a la nevera hasta que cuajen.
  3. Corta cada gelatina de color en pequeños cubos con la ayuda de un cuchillo y luego desmóldalas.
  4. Para la gelatina blanca, hidrata la gelatina con el agua y caliéntala en el microondas durante 45 segundos.
  5. En un bol mezcla la leche con la leche condensada y añádele la gelatina diluida.
  6. Deja enfriar a temperatura ambiente.
  7. Vierte la mezcla de gelatina blanca dentro de un molde y agrégale los cubos de de colores. Refrigera durante 3 horas o hasta que la mezcla haya cuajado.
  8. Desmolda, ¡y disfruta!

*Para desmoldar de manera más fácil, moja el molde con agua caliente durante algunos segundos*.

Tu gelatina estará lista en unos 15 minutos.

¡Haz la prueba!