Por Gabriela Medina
24 julio, 2017

Nadie quiere comer algo que tiene sabor a cartón añejo.

Está claro que es imposible comer en un restaurante todos los días. Si lo hiciéramos nunca lograríamos ahorrar ni mantendríamos una dieta saludable. Es por eso que tenemos una solución mucho más sencilla para ti: no dejar ir las sobras de comida que tienes en casa y, en vez, aprender a cocinarlas de la forma correcta para ahorrar tiempo y dinero. Algunos de estos trucos los encontramos en el portal Greatist y ellos prometen que tus platos pueden quedar con el sabor de una comida recién preparada.

Te dejamos aquí la lista de cómo debes calentar cada plato para lograr su máximo sabor:

1. Carnes rojas y pollo

Pexels

Si la calientas en el microondas agrégale un poco de agua a la carne. Así mantendrá su jugosidad. No te pases de los 2 minutos en el microondas, sino terminará con una textura muy mala.

Si tienes acceso a un horno esta debería ser tu primera opción. Añade mantequilla o un poco de aceite y deja la carne en el horno caliente por 15 minutos. Si estas en casa y quieres recalentar algún plato que sobro de otro día, toma tu sartén en fuego muy bajo, agrega mantequilla o aceite y tapa la comida. Esto debería durar solo 5 minutos.


2. Pescado

Pexels

Es una carne un tanto delicada, pero no es imposible recalentarla. Si es en microondas prefiere calentar por etapas, es decir, coloca el plato en la más baja temperatura y ve subiéndola gradualmente. Coloca un poco de agua o aceite al pescado antes de colocarlo en el microondas. Primero calienta durante 20 segundos, retira y luego hazlo por un minuto.

Si tienes un horno, envuelve el pescado en papel aluminio y ponlo por 10 minutos. Si usas un sartén utiliza la misma técnica que con las carnes rojas y el pollo.


3. Frito, asado u horneado

Pexels

En un microondas simplemente coloca al lado de la comida una taza de agua. En el horno es más sencillo colocar en modo broil (si lo tiene) y la comida que calientes se pondrá aún más crujiente. Con 10 minutos será suficiente. En un sartén es más complicado, pero si solo tienes esa opción Greatist recomienda usar aceite de maní y calentar por tres minutos en cada lado.


4. Salteado o al vapor

Pexels

Pon tu comida en el microondas y agrégalo un poco de agua a los alimentos. En el horno solo calienta si son guisos a 200 o 250 grados centígrados. En un sartén es la opción más ideal, agrega un poco de aceite en fuego muy bajo y no dejes de remover para que no se queme.


5. Comida congelada

Pexels

Independiente de la forma en la que escojas calentar tu comida calentada, lo mejor que puedes hacer es dejar estos productos en la parte menos fría de la nevera durante la noche para que se descongele. En el caso de microondas sencillamente sigue las instrucciones que tiene cada producto.

Ya tienes la solución para que tus comidas no pierdan el sabor cuando las recalientes