Por Camilo Fernández
8 junio, 2018

Como si calentar fuera poco, te dejan las cosas como nuevas.

El microondas es nuestro aliado. Siempre está ahí para calentar nuestras comidas de preparación rápida o entibiar sobras. Además, todos tenemos nuestros propios trucos con él. Por ejemplo, he  conocido personas que preparan huevos, algo que jamás se pasaría por la cabeza. Cada uno con lo suyo.

Lo mejor, es que el microondas ni siquiera es exclusivamente para la comida. Se puede utilizar para múltiples cosas y te facilita la vida en diversas áreas más allá de la mera cocina.

Acá te dejamos 10 cosas que ni sabías que podías hacer con él.


1. Más fácil para exprimir

Pixabay

Si tienes algo que exprimir, lo mejor es poner la fruta rápidamente en el microondas. Usa la máxima potencia por unos 20 ó 30 segundos y ya. Esto suavizará las paredes de la frutar, permitiéndote exprimir significativamente más jugo.


2. Esponjas como nuevas

Pixabay

Cuando la esponja ya está en sus últimas y huele mal, todavía hay una forma de salvarla. Remójala en agua con una cucharada de vinagre blanco o jugo de limón y luego calienta esto durante un minuto. Cuando se enfríe, retira al esponja del microondas. Estará como nueva.


3. Mayor sabor

Pixabay

Elimina todo el agua para que se sequen primero, si no, se cocinarán. Recoge las hojas de las hierbas y luego ponlas entre dos toallas de papel encima de un plato. Aplícales calor por un minuto. Si aún no se secan, continúa por 20 segundos. Así, las hierbas frescas no se volverán a derrochar.


4. Estampillas, llegar y sacar

Pixabay

Si te equivocaste de estampilla o quieres recuperar una, este truco te ayudará. Echa unas gotas de agua sobre el sello, luego ingresa el sobre al microondas por 20 segundos con poca energía. El calor aflojará el adhesivo, lo que despegará el sello con facilidad.


5. Limpian tablas de cocina

Pixabay

El microondas proporciona una solución sin productos químicos para desinfectar tablas de cortar de plástico. Primero debes lavar bien el tablero, frotarlo con un limón cortado y luego calentarlo por un minuto. Esto eliminará todas las bacterias y obtendrás una tabla fresca y limpia.


6. Jabón mutante para no desperdiciar nada

#asmr#soap#мыло#кубики#режумыло#slime#squishy

A post shared by Asmr.Vidio (@asmr.vidio) on

Si tienes varias sobras de jabón y ya es imposible usarlas, combínalas todas juntas. Corta los jabones en trozos aún más pequeños y luego, en un recipiente, colócalos en un microondas junto a una cucharada de agua. Calienta por 30 segundos o hasta que el jabón de haya derretido y revuelve hasta combinarlos. Después, puedes vertir la poción en un molde.


7. Suave y dulce

Pixabay

Puedes usar el microondas para ablandar terrones de azúcar morenos. Mantén el azúcar en su envase de plástico o ponlo en una bolsa de plástico con cierre. Agrega unas gotas de agua y luego calienta a potencia media por 10 a 20 segundos.


8. El frasco de la vela

Pixabay

Las velas siempre vienen en frascos que después queremos guardar, pero quitar la cerca se hace difícil. Primero, usa un cuchillo para quitar la mayor cantidad posible de los grandes trozos de cera del frasco. Luego, verifica que el tarro sea apto para el microondas y colócalo durante aproximadamente 20 segundos. Esto derretirá la cera por lo que puedes usar una toalla de papel para limpiarla.


9. Teñir

Flicker / Selena N. B. H.

Teñir ropa puede ser complicado, pero el microondas puede ayudar. Mezcla la tinta y el agua tibia en un recipiente apto para el microondas. Asegúrate de tener suficiente agua para que se sumerja por completo la prenda. Remoja lo que quieres teñir con vinagre o agua (depende del tinte), luego estrújalo y ponlo en recipiente y después al microondas. Vigila todo el proceso y pruebas con las potencias sin derretir el recipiente. Cuando el proceso haya finalizado, sigue las instrucciones que vienen con el tinte para lavar y secar el artículo adecuadamente.


10. Miel en su mejor estado

Pixabay

Con el tiempo, la miel puede volver granulada o volverse una masa dura y azucarada. Para licuarla, métela en el microondas por 30 segundos y revuelve. Repite este proceso hasta que la miel quede suave y fluida nuevamente.