Por Antonio Rosselot
22 junio, 2020

La acidez del limón, el dulzor de la leche condensada y los golpetazos de sabor del pisco hacen de esta tarta un perfecto acompañamiento para tu merienda veraniega. ¡Un giro muy creativo para una receta clásica!

El verano llegó, así que la cocina llora por un cambio: no más sopas ni platos calientes para temperar el cuerpo, eso ya no es necesario. Lo que sí pide ahora son recetas de los clásicos postres de siempre con ingredientes frescos y novedosos, que representen el verano con todas sus letras.

Y por lo mismo, hoy les traemos una receta directamente de Perú, país donde las artes culinarias son unas de las mejores del mundo.

En esta ocasión, un estudiante de gastronomía llamado Luis nos trae una deliciosa receta del clásico pie de limón, pero con un giro inesperado en la forma de pisco, destilado muy famoso en Perú y Chile.

En este caso, la acidez y frescura de los cítricos se neutraliza con el dulzor de la crema, que a su vez también se mitiga con el leve golpetazo alcohólico del pisco. Es un postre que se balancea muy bien y probablemente lo disfrutes tanto como un buen pisco sour; en el fondo, son más o menos lo mismo…

Recetas de Rechupete

Ingredientes

Para la masa quebrada:

– 250 gramos de harina (dejar una porción extra para superficie)

– 150 gramos de azúcar glas o impalpable

– 1 cucharadita de polvos de hornear

– 1 pizca de sal

– 150 gramos de margarina o mantequilla

– 1 huevo

Para el relleno de limón:

– 1 lata de leche condensada

– 50 ml de jugo de limón

– 25 ml de pisco

– 5 yemas de huevo

Para el merengue suizo:

– 5 claras de huevo

– 300 gramos de azúcar blanco

– 20 ml de jugo de limón

– 10 ml de pisco

Cookpad

Preparación:

1. Comenzar con la masa. Cernir la harina, el azúcar glas y los polvos de hornear, y luego agregar la mantequilla o margarina cortada en trozos. Con un machete o cuchillo «picar» toda la masa hasta que quede como una arenilla y la grasa de la mantequilla/margarina se reduzca casi al mínimo.

2. En una superficie lisa verter la mezcla, hacer un agujero al centro y echar el huevo y la sal. Amasar por 5 minutos hasta integrar bien, hacer una bola con la masa, tapar con plástico y refrigerar por una hora.

3. Espolvorear superficie y manos con harina. Sacar la masa del refrigerador y amasarla a mano por 20 segundos, luego estirar con el rodillo procurando que no se pegue a la superficie. Espolvorear harina sobre la masa para manejarla más fácilmente.

4. Poner la masa estirada en un molde para tartas, pegar bien a los costados y perforar la base varias veces con un tenedor para permitir el paso de aire. Luego, hornear por 25 minutos a 180ºC.

5. Mientras la masa está en el horno, comenzar con la crema de limón. En un bol grande batir la leche condensada por un par de minutos, después sumar las yemas y seguir batiendo, luego agregar el jugo de limón y el pisco y batir otro par de minutos.

6. Sacar la masa del horno, verter la crema de limón en la masa y hornear nuevamente por 15 minutos. Luego, dejar enfriar a temperatura ambiente.

7. Para el merengue suizo, verter las claras y el azúcar blanco en un bowl a baño maría y, con un batidor de globo, batir constantemente sin pausas para no echar a perder las claras. El batido está listo cuando el azúcar se disuelve por completo.

8. Luego cambiar a la batidora eléctrica y batir a máxima velocidad, hasta que el merengue forme picos firmes. Ir agregando de a poco el zumo de limón y el pisco durante el batido.

9. Una vez fría la tarta, desmoldarla con cuidado y luego colocar una capa de merengue en la parte superior. El merengue también se puede usar para pegar los pedazos quebrados de la tarta.

10. Con una manga, formar pequeños picos en forma de remolino en la parte superior para mejorar la apariencia, y luego flamear las puntas del merengue con un soplete para que queden oscuras y levemente quemadas.

Cookpad

11. ¡Comérselo todo!