Por Teresa Donoso
19 julio, 2017

Si te comes una… tendrás que comerlas todas.

Para nadie es un secreto que las patatas fritas de McDonald’s son increíblemente deliciosas y adictivas. Su sabor es perfecto, la cantidad de sal que llevan es la justa y rara vez podemos resistirnos a su olor, especialmente si acaban de salir de la freidora del local. Pero… ¿alguna vez te preguntaste cómo logra esto McDonald’s? Según el medio británico Mirror, todo tiene que ver con un interesante pero desconocido ingrediente.

El producto en cuestión proviene de la leche y es un aditivo que su sitio web describe como “sabor natural a vacuno”. En el listado de ingredientes se indica que es “trigo hidrolizado y leche hidrolizada que son usados como ingredientes de partida”.

En otras palabras, esto significa que la proteína del trigo y la leche son simplificadas durante el proceso. Además se les añade agua y el resultado, aparentemente, sería este sabor especial en las patatas fritas.

Lo extraño es que dicen que el sabor es similar al de la carne y, al menos yo, jamás lo he sentido.

Consider this our anthem for #NationalFrenchFryDay, let the celebration begin. #WorldFamous

A post shared by McDonald's (@mcdonalds) on

Según Mario Dupuis, gerente de producción de McCain, la compañía que le vende las patatas a McDonald’s, las patatas también llevan ingredientes adicionales para evitar que se pongan negras o pierdan su color.

¿Será verdad? Tendremos que probarlas una vez más para descubrirlo.

Te puede interesar