Por Teresa Donoso
6 septiembre, 2017

Da igual qué implementos tengas en casa: este secreto funciona de cualquier forma.

Sí, este es un artículo más de los tantos que hemos escrito para convencerte que al fin (sí, al fin) logramos encontrar la respuesta a todas nuestras plegarias… o la respuesta a todos nuestros deseos de huevo revuelto. Si ya has probado otros métodos y ninguno te ha funcionado hasta ahora, es posible que se deba a que aún no encontrabas la forma perfecta que se ajustara a ti.

iStock

En este caso se trata del método de una tienda de sándwiches en Brooklyn, llamada Saltie, que ofrece huevos revueltos con una textura increíble.

La clave, según lo que la dueña y chef del local, Caroline Fidanza, le contó a Epicurious es hacer de a una cosa a la vez:

“Revuelves solo las claras en la sartén sin tocar ni romper las yemas. Después, al final, rompes las yemas a último minuto y las incorporas con las claras… Es una forma muy emocionante de cocinar y la técnica me cambió. Es tan fácil y le da una textura mucho mejor a los huevos”.

iStock

Todo el mundo sabe que pasar de huevos suaves a huevos con una textura rara es muy fácil, especialmente si no controlamos el calor del fuego. Además, Caroline recomienda hacer un trabajo previo, calentando y derritiendo un poco de mantequilla sin sal en una sartén. Una vez que la mantequilla comience a burbujear, entonces significa que ya puedes poner los huevos dentro.

iStock

¿La probarás?

Yo creo que lo intentaré este fin de semana. Definitivamente, como con muchas otras cosas, me hace sentido que incorporar las yemas hacia el final de la cocción le entregue a los huevos revueltos una cremosidad, suavidad y textura de otro mundo.

Te puede interesar

Pollo búffalo

9 noviembre, 2017