Por Lucas Rodríguez
22 octubre, 2019

Porque nada hace mejor una galleta, que saber que sus creadores se preocupan por nuestra comodidad a la hora de comerlas.

Que nadie te diga lo contrario: es de los placeres pequeños de los que se aprende a valorar la vida. Puede que un viaje nos marque para siempre o comprar un instrumento o algo que dará inicio a un hobby nos abra una puerta de por vida, pero todo el tiempo que nos queda entre estos dos momentos raros es el donde realmente habitamos. Por eso es que aprender a valorar algo tan minúsculo como un paseo a pie o una comida con los seres queridos es algo que nunca debemos dejar de hacer. 

Con el tamaño y la facilidad que tienen para ser consumidas, es como si las Oreos hubieran sido creadas para ser la representación tangible de lo que estoy hablando. Su diseño es de esas cosas como la bicicleta o el ferrocarril: ya alcanzó la perfección hace tiempo, por lo que hoy solo debemos apreciarla.

Nabisco

Pero aunque la galleta en sí misma se ha mantenido sin variación, lo que sí ha ido cambiando es la manera en que las consumimos. Oreo se ha adaptado a las festividades, y experimentado con sus sabores, pero sin duda su aporte más importante ha sido facilitar la manera en que las consumimos. Todos podemos comer una al paso, pero no hay como el placer de sentarnos junto a un vaso de leche a untarlas una a una, lentamente, saboreando cada momento del proceso.

Nabisco

Para eso es que Oreo decidió que era necesario traer de vuelta su invento más genial: el set para untar. Se trata de algo que no es ciencia lunar: simplemente un bolso transportable en el que caben tanto la leche como las galletas. Con ellos vienen unas tenazas con las que tomarlas y untarlas hasta el fondo del vaso si queremos. Nada falta para alcanzar la exquisitez que las galletas se proponen compartir con nosotros.

Nabisco

Lo importante de la aparición de este set difundido por Diply, es que llega justo cuando más lo necesitamos. La navidad no sería la misma sin la posibilidad de untar galletas en leche tibia de manera simple pero efectiva. Compartir la cena familiar es algo clave, que solo se podrá ver mejorado si es que antes (o después, si lo tuyo es el brutalismo gástrico) nos dimos una sesión en familia de galletas untadas.

Nabisco

Qué mejor manera de hacerlo que con una serie de herramientas cuyo único objetivo es servirnos en esta, nuestra tarea favorita.