Por Ghalia Naim
25 septiembre, 2017

Para ser bella no hay que ver estrellas, hay que comer esto.

El ícono del cine en los 50, Audrey Hepburn, es recordada por todos como una de las mujeres más guapas del séptimo arte y en la actualidad, su estilo es prácticamente una moda ¿Qué hacía la actriz para lucir siempre radiante? En un recopilado de experiencias descrito por su hijo Luca Dotti en un libro, se revela la estricta rutina que la estrella seguía y, quizá, su mayor secreto.

Hey guys please follow my new tumblr audreyhepburnx.tumblr.com

A post shared by Audrey Hepburn (@audrey.hepburn) on

Jamás se saltaba el desayuno.

Tal como su famosa película Desayuno con diamantes (Breakfast at Tiffany´s), la meta principal de Audrey todas las mañanas era desayunar con mucho glamour y nutrientes.

“Mi madre, como cualquier sabio doctor, creía en las bondades de un buen desayuno. Nunca se lo saltaba, si siquiera durante ese famoso día de detox una vez al mes”.

Su favorito: Yogurt con manzana.

Dotti, describe en Audrey en casa: Recuerdos de la cocina de mi madre, que su madre comía de todo y que para el desayuno mezclaba diferentes alimentos para obtener una carga completa de nutrientes. Incluso, una vez al mes se alimentaba durante todo el día con yogurt y mañana.

“Le encantaba la comida italiana, comía muchos cereales, pasta y carne. Un poquito de todo. Además, le gustaban los dulces. Todas las tardes comía un trozo de chocolate”.

Llena de vitaminas.

La bella Hepburn estaba dotada de una genética de oro y aunque existen rumores en torno a una bulimia y anorexia oculta, según el íntimo relato de sus familiares, siempre fue una mujer sana. Se preocupaba de su aspecto, pero siempre manteniéndose en la línea de lo saludable.