Sin otros ejemplos en el mundo, la compañía logró imprimir una carne vegana que logra imitar la textura, la apariencia y el sabor de un jugoso filete real.

Sabemos que el mundo del vegetarianismo y el veganismo ha ido creciendo con el tiempo debido a que más y más personas están tomando conciencia, no solo de la crueldad ante los animales, sino que también del importante impacto negativo que causa en el medio ambiente la producción de la carne.

Sin embargo, mientras muchos tienen la fuerza de voluntad para dejar esta proteína y todos su derivados, hay a otros que les cuesta un poco más entrar en esta dinámica. Por eso, una empresa ha querido dar una mano a aquellos amantes de la carne pero preocupados por la ecología. 

Su nombre es Redefine Meat, que en español significa «Redefiniendo la carne», que tiene como propósito reducir el impacto de la proteína animal en el ambiente con nuevos productos de origen vegetal con un excelente sabor. 

Redefine Meat

De esa forma llegaron a inventar una carne 100% vegetal a partir de una impresión en 3D que no solo luce como carne, sino que también tiene su textura y sabor como un delicioso filete recién cocinado.

Gracias a esta alternativa tecnológica, esta compañía con sede en Israel han logrado ser pioneros en la creación de una carne a base de plantas que proviene de una impresora en 3D, que por lo general,  se usan para otras causas como imprimir prótesis.

Redefine Meat

El nuevo producto se llama «Alt-Steak», que están diseñados para imitar perfectamente la estructura muscular de la carne de res. A través de un proceso en análisis junto a «expertos en carne» como chefs, tecnólogos de alimentos y carniceros, Redefine Meat mapeó digitalmente más de 70 factores sensoriales diferentes para crear ese bistec jugoso y sabroso que podemos apreciar.

Redefine Meat

Los filetes están hecho en base a proteínas de soja y guisante, grasa de coco y aceite de girasol, colores naturales y sabores. Al contener este tipo de ingredientes derivados de plantas, son más saludables que un trozo de carne real, debido a que no tiene colesterol.

Por el momento, los primeros cortes de esta «carne impresa» serán probados en un restaurante de alta gama en Israel, y que si todo marcha como esperan, podrán tener una distribución más masiva en 2021. 

Cada más guiados a un mundo más verde.