Por Antonio Rosselot
23 febrero, 2021

Las pajillas de la empresa Nom buscan —mediante un producto que viene en seis sabores distintos— solucionar el problema del exceso de plástico desechado en los mares. Además es firme: demora unos 20 minutos en comenzar a ablandarse.

Todos tenemos muy claro que los desechos plásticos son una de las amenazas más grandes para el medioambiente, sobre todo para los ecosistemas marinos: de acuerdo a las cifras expuestas por The Better India, 8 millones de toneladas de plástico serían desechadas en los océanos y mares del planeta.

De esta cifra, una porción importante corresponde a pajillas de plástico, las que irían desde los 437 a los 8.300 millones de unidades. Si bien representa un porcentaje menor de los desechos totales, no dejan de ser números significativos y preocupantes.

Por lo mismo, muchas industrias, empresas y emprendedores están migrando a un modelo más sustentable y cuidadoso con el medio ambiente, especialmente en el área de la gastronomía y la hostelería.

Esta startup llamada Nom, basada en la ciudad de Thane (India), lanzó al mercado unas pajillas naturales que pueden ser comidas después de beber el trago. Están hechas con quince ingredientes distintos, entre los que se encuentran la harina de trigo, harina de arroz, stevia natural, cacao en polvo y aceite vegetal, por dar algunos ejemplos.

Nom

La idea surgió gracias al ingenio de Shashank Gupta y Simran Rajput, ambos cofundadores de Nom. Comenzaron fabricando cubertería reciclable, pero vieron que la gente no enganchaba con la idea si es que no tuviese un beneficio extra, como comerse los cubiertos luego de cenar.

“Pensamos en lo mucho que la gente disfruta comerse un helado con un cono, y nos preguntamos, ¿por qué no hacer pajillas que puedan ser comidas al terminar tu malteada?”

—Shashank Gupta, cofundador de Nom, a The Better India

The Better India

Comentan que les tomó cerca de un año dar con el modelo final de la pajilla, ya que su principal preocupación era que se mantuviera sólida al estar sumergida en algún líquido. Por lo mismo, trabajaron directamente para restringir el movimiento de las moléculas de humedad en el producto: recién comienza a ablandarse pasados los 20 minutos de uso.

Las pajillas son fabricadas en tres tamaños distintos y tienen una gama de seis sabores para disfrutar, tales como vainilla, fresa, chocolate, limón, menta y café. Actualmente están siendo usadas en diez restaurantes de la India y repartidas a distintos continentes.

Ashish Powle, del restaurante Flag’s en Bombay, compró las pajillas a mediados del año pasado y comentó que los clientes han estado felices con la experiencia.

Nom

“Servimos los mojitos sin alcohol con las pajillas de menta y los clientes lo adoran. A la fecha hemos usado unas 300 pajillas y no hemos recibido ningún comentario negativo. Algunos incluso piden una pajilla extra porque les gusta comérselas como un tentempié”.

—Ashish Powle, del restaurante Flag’s, a The Better India

Además de venderlas directamente a los restaurantes, Nom también comercializa sus pajillas en su sitio web y en Amazon. ¡Comprarlas puede ser una gran manera de comenzar tu aporte al cuidado del medioambiente!