Por Leonardo Granadillo
26 marzo, 2020

No todos tienen la misma capacidad económica para sobrellevar la cuarentena obligatoria del coronavirus. Afortunadamente, hay quienes se acuerdan de los más necesitados.

Son momentos de unión, en los que para que el mundo salga adelante hará falta un trabajo en equipo impresionante, ese mismo que no estamos acostumbrados a ver. No obstante, en este planeta que cada vez nos genera más decepciones respecto al egoísmo humano, todavía hay personas que realizan gestos desinteresados.

Como el empresario árabe Yaqoob Mubarak, quien cumplió su promesa de llevar ayuda a los más necesitados durante la emergencia de coronavirus que se vive en buena parte del mundo. El hecho se produjo en el sector Buenos Aires Sur de Trujillo (Perú), específicamente en el distrito de Víctor Larco, lugar donde el buen hombre repartió dos toneladas de pescado a la gente de escasos recursos.

GEC

Quizá lo único no positivo del evento fue según Perú 21, que la multitud no cumplió con la norma de respetar el metro de distancia entre cada persona, algo que se recomienda en los distintos comercios ante el poder de contagio del COVID-19.

El oriundo de Bahréin llegó en un camión junto a su socio mexicano Gilberto Landa, y tiene previsto extender este plan a otras provincias de la región libertad. Incluso, también tiene pensado obsequiar entre $50-$80 dólares americano a las más familias en condiciones más precarias de la localidad.

GEC

Además de pescado, en lo siguientes donativos tiene previsto obsequiar también canastas con distintos víveres. La policía ha colaborado para intentar mantener la calma de un operativo que en un inicio iba a ser casa por casa. No queda más que darle las gracias a este buen hombre y esperar que (quienes tengan la posibilidad) sigan prestando ayuda como puedan.

Es muy importante abastecernos bien sin caer en el acaparamiento, y a su vez tender la mano a quien podamos. Estas circunstancias difíciles se suelen superar con una mayor facilidad si trabajamos en conjunto.