La hermosa iniciativa se llama Mi Pupitre Postobon y poco a poco ha ido llegando a las zonas más necesitadas del país. Desde 2014, han reciclado 758 toneladas de Tetra Pak (envases de plástico y cartón), convirtiendo unas 13 millones de cajas en pupitres.

La educación es lo más importante de cualquier nación, de eso no hay dudas, si consideramos a los niños el futuro de nuestro país hay que darles (a la medida de nuestro alcance) las herramientas necesarias para que logren cumplir sus objetivos.

Es a lo que se ha apegado la reconocida marca colombiana de bebidas azucaradas Postobón con Mi Pupitre Postobón. Una propuesta que busca aumentar la calidad de los espacios educativos en Colombia.

Postobón

Según el Censo Nacional Agropecuario de este país aproximadamente un 20% de niños colombianos no tienen acceso a la educación. Por ejemplo, en la sede de la Institución Educativa Nuestra Señora de la Victoria no habían suficientes sillas para los alumnos.

“Los estudiantes se sentaban en el piso porque estaban todas partidas. Al iniciar las clases, los alumnos llegaban a pelear por un puesto. Todo era bulla y peleas”

Helda Cantillo coordinadora de la institución a Semana

Hasta que llegó Mi Pupitre Postobón con un donativo de 603 piezas gracias a su programa. Elaboran sillas, bibliotecas, pupitres, tableros todo a base de Tetrapack, plástico de los refrescos Hit y Tutti Frutti de esta misma marca.

Proplanet

Establecieron centros de recolección en cada colegio, universidad, centro comercial de la capital Bogotá y de Medellín con el fin de obtener cajas vacías. Estas son recolectadas por Proplanet empresa aliada, y desarrolla el producto a base las fibras recicladas.

Separan los materiales, se muele todo y se obtiene una tabla dura y resistente que sirve para niños necesitados. Soporta humedad, cambios de temperatura y en caso de requerir comprarlos, son más económicos.

Proplanet

«Postobón quería cerrar el ciclo de los envases que se estaban yendo a los rellenos sanitarios. Hoy en día, Tetra Pak vende 1500 toneladas al mes, de las cuales Proplanet se encarga de transformar 100 toneladas, y Postobón está comprando 40 o 50 toneladas para pupitres». 

Santiago Cáceres gerente de Proplanet a WRadio

Pequeños gestos que transforman empresas grandes, en negocios exitosos y admirables.

Aca en video la labor de Postobón: