Por Antonio Rosselot
11 junio, 2019

Cuando terminan de comer, los asistentes pueden chapotear directamente en la cascada y así refrescarse bajando la comida.

A todos aquellos y aquellas que gustan de las experiencias culinarias mezcladas con aventura, les recomendamos visitar Filipinas. ¿Por qué? Porque el restaurante del resort Villa Escudero, ubicado en la ciudad de San Pablo, tiene la gran característica de que su comedor está al aire libre…y al pie de una cascada artificial. Sí, sé que estás pensando cómo vas a comer mientras te mojas entero, pero el restaurante tiene su mecanismo. Y funciona bastante bien.

El Waterfall Restaurant se ubica a los pies de las cataratas de Labasin, una cascada artificial generada desde la primera planta hidroeléctrica de Filipinas, y las mesas se ubican en las piscinas donde desemboca el agua. Y claro, todo esto va acompañado de una vista sin comparaciones.

IG: @superkatyang

El restaurante tiene una política «sin zapatos» y los comensales se instalan en unas mesas hechas de bambú a la orilla de la caída de agua, donde pueden disfrutar de un variado menú buffet estilo kamayan, es decir, de alimentos locales que se comen sobre hojas de plátano y usando las manos: pescado, arroz, carnes y frutas frescas son parte esencial de la carta. Y cuando terminan de comer, los asistentes pueden chapotear directamente en la cascada y así refrescarse bajando la comida.

Sin embargo, el restaurante también tiene su lado oscuro, ya que por ser al aire libre está sujeto a las condiciones climáticas. En un país tropical como Filipinas, donde las lluvias son pan de cada día, sería difícil instalarse a comer afuera a menos de que se quiera vivir una experiencia realmente «local». Pero de todas maneras se las ingenian para recibir gente durante todo el año.

Atlas Obscura

Además, el resort que contiene al restaurante tiene una serie de actividades culturales que pueden ser complementarias a la comida: hay un tour diario que incluye visitas al Museo Escudero —el más grande del país—, hacer rafting en balsas de bambú, un show con bailes y música tradicional, aparte de la cena en el restaurante.

Flickr: Pauline

Lástima que los pasajes a Filipinas sean tan caros…