Por Gabriela Medina
13 julio, 2017

Se ve muy romántico.

Italia nunca deja de sorprender y como prueba de ello tenemos lo siguiente. En el pueblo de Polignano a Mare existe un restaurante que se encuentra en un lugar bastante inusual: una cueva. La única manera de llegar es tomando un tren pero el viaje vale la pena ya que la  vista del lugar es asombrosa. Ver un atardecer desde aquí sería un sueño. Además, no sólo tienes la comida, sino que además se puede disfrutar de la playa.

#romanticdinner #beatifulplace #grottapalazzese #ristorantegrottapalazzese #sky #sea #cave

A post shared by Ristorante Grotta Palazzese (@ristorantegrottapalazzese) on

Pero no todo es color de rosa pues comer en este restaurante es muy caro. De hecho el plato más económico es de 40 euros ($46 dólares) y el de degustación para seis personas cuesta 160 euros (182 dólares aproximadamente). Si a eso le sumas que por política del restaurante es obligación ordenar una entrada y un plato de fondo, las cosas se pueden poner bastante caras en cosa de minutos. Aquí puedes encontrar el menú completo.

Durante el día el restaurante es iluminado de forma natural por la luz del sol y el reflejo que se provoca sobre las olas, por lo que definitivamente tiene una atmósfera muy especial.

Si lo quieres visitar, también es importante tener en cuenta que sólo abre en verano.

Definitivamente, una experiencia costosa pero de otro mundo. De seguro es algo que no podrías olvidar jamás.

¿Pagarías por vivir esta experiencia?