Por Camilo Fernández
11 mayo, 2018

No todo está en los ingredientes, sino que también en el proceso.

Los antojos de nuggets son tan reales como tú o como yo, y no hay que estar embarazada para sentirlos. Vienen en los momentos más inesperados y si no se sacian, se acumulan con mayor fuerza. Simplemente son una adicción. Ojalá fueran infinitos y estuvieran disponibles a toda hora.

Pero la vida no es así de fácil. Y si lo fuera, nuestro estómago ya habría explotado de una sobredosis de estos bocadillos.

Facebook

Una opción para calmar tu adicción de nuggets es hacerlos en casa. Sin embargo, la tarea de imitar a los de cadena rápida es casi imposible. Nunca quedan igual de apetitosos, excepto las de esta mujer. 

Hay una profesora llamada Bernadette que compartió su receta y técnica en grupo de Facebook llamado “Homemade McDonald’s”, es decir, McDonalds hecho en casa. ¿Es posible que eso exista?

Facebook

Sus nuggets caseros tuvieron un gran recibimiento y ella misma se puso una calificación de 9/10.

“Anoche me desafié a mí misma para crear lo que algunos en este grupo habían intentado pero nunca parecieron recrear: el icónico paquete de 6 nuggets y la salsa agridulce”, escribió.

Facebook

¿Cual es su secreto?

Para los nuggets de pollo, recubrió tres veces una pechuga en una bolsa con cierre hermético con harina y sal, polvo de caldo, ajo en polvo, cebolla en polvo, sal y pimienta con un lavado intermitente de huevos.

En este siguiente paso estaría todo el truco. 

Luego, ella los puso en el congelador del refrigerador entre la segunda y tercera mezcla de aliño para “garantizar lo crujiente”.

Facebook

Para la salsa agridulce, Bernadette expuso que “realmente no pensé que fuera posible replicarlo en casa, pero me acerqué bastante”. 

Para hacerlo, puso mermelada de albaricoque, ajo en polvo, cebolla en polvo, salsa de soja, mostaza, vinagre de vino blanco, jarabe de glucosa y almidón de maíz en una batidora y los mezcló. Después redujo todo a fuego lento. 

McDonalds

Todo esto hizo que sus nuggets quedaran casi igual de ricos que los que uno compra usualmente, solo que le quedaron un poco fuertes en sabor.

Los comentarios que recibió fueron “llamando por una segunda entrada de Bern en el salón de la fama”, “nuggets legítimos, estoy impresionado” y “me quedé sin palabras”.