Por Teresa Donoso
12 septiembre, 2017

Solo para valientes y curiosos.

Las frutas y las verduras son el centro de mi alimentación, pero si hay algo que me encantan son aquellas frutas que parecen exóticas a mis ojos y en mi contexto sociocultural. En este caso, me refiero a una piña muy especial que tiene a todo el mundo revolucionado. Eso sí (lamentablemente) esta fruta no es producto de la sabiduría de la madre naturaleza sino más bien de los esfuerzos de los científicos por crear una piña rosa con un buen sabor.

No sólo sus hojas y cáscara tienen ese tinte, su carne también es del mismo color y según lo que indica PopSugar, la FDA (Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos) ha indicado que no hay ningún problema al consumir esta piña pues el color rosa es producto de una modificación genética y no de un colorante especial.

De hecho, parece ser que esa diferencia en el ADN de la piña ha mejorado aún más su sabor.

Tiny pink pineapples. I am obsessed.

A post shared by Isa Ciccotelli (@isamaree) on

Lo anterior tendría que ver con que el pigmento rosa se llama licopeno y es responsable de crear un sabor más dulce y menos ácido (es el mismo pigmento que se encuentra en la sandía y en los tomates).

Actualmente la piña se desarrolla en las plantaciones de las compañías Del Monte Fresh y Dole por lo que si sus productos llegan a tu país, lo más posible es que en poco tiempo tengas la posibilidad de probar esta intrigante fruta.

¿Te atreverías a probarla? Yo sí.