Por Luis Aranguren
15 abril, 2019

El matrimonio es la unión de dos almas que deciden estar juntas y no debería representar una «prisión». 😡

Aunque se hagan como una broma, el ver tan repetidamente estos «Cake toppers» ya es completamente desagradable. Sencillamente se hace inaceptable que siempre colocan al hombre como la víctima que desea huir, cuando muchos se esmeran en sus propuestas y dejan bien claro que no es así.

Ese juego tóxico en el que acusan a la novia de querer «atrapar» al novio es agotador y ya debió haber desaparecido.👊🏻

Sí realmente consideras que la pasarás mal en tu matrimonio es momento de reconsiderarlo porque nadie quiere ser atado a un grillete ¡Vamos amigo! Sabemos que tienes una mejor autoestima que esa.

Getty Images

Y claro, como no, colocar a un par de novios adelantando la luna de miel encima del pastel, justo lo que quiero el día de mi boda.

Getty Images

Y a esta pobre no le espera un gran futuro, pues escoger estos muñecos de torta el día de tu boda no es una adulación. Significa que tu futuro esposo tiene un gran problema de alcoholismo.

 

Getty Images

Alguien debería llamar a la policía, pues creo que esta pareja está en secuestrada, en serio, a menos que sea una pareja con juegos un poco pesados…

Getty Images

Una hermosa sonrisa para un buen comienzo.

Getty Images

Justo lo que querías para el resto de tu vida, un amante de la pornografía.

Getty Images

Bueno, no mirarse el día de tu boda seguro implica que hay mucho amor en alguna tradición desconocida. Pues sería bueno saber su proveniencia, porque no la conozco.

Getty Images

Oh, mira. Juega a los videojuegos y no le presta atención a su esposa. Realmente romántico.

Getty Images

No somos los únicos que piensan de este modo pues en Twitter muchos usuarios también están en contra de este machismo desmedido.

«¿Qué hay de malo en las rectas?

¿Se supone que este adorno de pastel de bodas es una mujer con un arma que sostiene a un hombre como rehén y lo obliga a casarse con ella? ¿Es eso lo que estoy viendo?»

«Es absolutamente desconcertante para mí que haya un género de bodas de personas heterosexuales completas de «No quiero casarme».

El matrimonio es un momento especial y será un recuerdo que conserves toda tu vida. es mejor dejar de lado los juegos pesados y abrirle espacio al amor. Querer rememorar un momento tan especial con un chiste sexista del siglo XIX no será nunca la mejor opción.

Deberíamos buscar más cosas que nos unan y no que nos separen porque un esposo enamorado, irá de cualquier modo al altar.