Por Pamela Silva
13 mayo, 2019

¿Una licuadora? ¿En serio? Cuándo será el día que dejen de regalarle a las mujeres cosas para la casa como si eso fuera lo único que desean en la vida.

No hay una sola forma de celebrar el día de la madre, cada país -y sobre todo, cada familia- tiene sus propias tradiciones para honrar al miembro más importante de la familia. Sin embargo, eso no implica que algunos homenajes sean ligeramente más curiosos que el resto.

Porque uno suele pensar en regalos, cenas, paseos o muestras de amor para recordarles a nuestras madres que somos quienes somos gracias a ellas.

Sin embargo, en esta escuela de Guerrero decidieron celebrar este día tan especial con un concurso beber caguamas. Obvio, había un premio muy “especial” para la ganadora.

Facebook Meme Guerrero

El video se hizo viral de inmediato en redes sociales por lo divertida que se ven las cinco madres que deciden participar en la celebración de la escuela José Vasconcelos.

Mientras ellas beben, la multitud corea “fondo, fondo” incentivándolas a beber lo más rápido que puedan demostrando sus talentos para dominar el alcohol.

Al final es solo una de las cinco madres la que logra superar la prueba y quien se convierte en la única ganadora de la jornada.

La celebración por supuesto no tiene nada de malo -como ya dijimos, cada quien celebra como puede-, pero eso no quita que el “regalo” para la ganadora nos haga un poco de ruido.

Porque después de esa demostración de resistencia ante el alcohol, lo que la madre ganadora recibió fue una licuadora.

Vaya, qué creativo, regalare un electrodoméstico a una madre para celebrarla en este día tan especial en el cual se supone le recordamos lo importante que son en nuestras vidas, lo mucho que nos han aportado para convertirnos en las personas que somos hoy en día.

¿Realmente una licuadora transmite todo eso? Estamos en 2019 ya y es momento que dejemos de asociar a las madres (y por ende, mujeres) con aparatos para el hogar, como si eso fuera lo único que podría hacerlas felices.

Un spoiler: no lo es.