Por Lucas Rodríguez
14 febrero, 2020

Si estás solo, este café será tu compañía de San Valentín. Pero si estabas con alguien, ten cuidado: es tan rico que puede hacerte olvidar a tu pareja.

Ahora que el 13 de febrero se convirtió en el querido (o temido, dependiendo de a quién le preguntes) 14 de febrero, todos se están preparando para celebrar (o afrontar, depende del status de tus relaciones actuales) el mítico (o terrible, dependiendo… bueno, ya entendieron la tónica) día de San Valentín. La fecha oficial para ser incontrolablemente tierno y empalagosa con tu pareja es este, por lo que no vale la pena hacer otra cosa aparte de ir al límite con las muestras de afecto. No hay que escatimar ni en recursos o imaginación: todo vale para convertir esta simple fecha en una que será recordada de acá y para siempre y que si perseveramos, será una historia para contarle a nuestros nietos. 

@yessie_blubay

Muchas marcas tienen claro que es hoy cuando la gente saldrá a las calles de la mano de su persona especial, en busca de una actividad para compartir y convertir en anécdotas con las que luego sacarán envidia en sus amigos y familiares. Pocos lo tienen tan claro como Starbucks. Después de todo, cuando tu rubro es dedicarte a preparar bebidas frías o calientes, pensadas tanto para despertar a quien las toma como para hacerles disfrutar un momento de dulzor y goce, un día pensado en el dulzor y goce con tu pareja es el momento perfecto para que ellos brillen. 

@sugarshii

Como hemos mostrado en otras ocasiones, es en el así llamado «menú secreto de Starbucks» donde se pueden encontrar varias de las preparaciones más inolvidables. Es cierto que las ofertas clásicas y las del día de cada Starbucks son notables, pero el menú secreto es uno que los fanáticos han ido perfeccionando con el paso del tiempo, hasta convertirlo en la representación del mundo real de sus gustos y fantasías basadas en el café helado. 

@thatknoxvillegirl

Para dar con esta nueva bebida, sigue al detalle los siguientes pasos: 1) Ordena un cold brew venti, 2) añade dos dosis de fresa y moca blanco, 3) Pide espuma helada hecha con salsa de fresa, 4) que le pongan como corona unos chips de chocolate, y 5) dale las gracias al barista por su servicio y la paciencia que tuvo para soportar todas las veces que te equivocaste en el pedido.

@dawnsdiary

El resultado debería ser esa bebida espumosa y algo rosa que ves en las fotos. El mismísimo San Valentín de seguro que se sentiría de lo más orgulloso al ver que se está tomando un café así de elegante en su honor.