Por Antonio Rosselot
22 julio, 2021

“Acá estamos sin miedo al éxito y sin tener ninguna vergüenza de vender café y choclo (…) Nunca dejen que los humillen por ser ingeniosos y ganar unos guaraníes extra, siéntanse orgullosos de poder enfrentar lo que venga”, comentó la paraguaya Gloria Bernal, que trabaja codo a codo con sus padres en la ciudad de San Lorenzo.

Nuestro próximo destino es la ciudad de San Lorenzo (Paraguay), donde vive y trabaja Gloria Bernal, una joven de 24 años que acaba de cumplir uno de sus sueños —y también el de su humilde familia—: terminar una carrera universitaria y convertirse en profesional.

FB: Gloria Bernal Jara

Gloria y su familia vienen de un ambiente donde siempre primó el esfuerzo y el sentido del trabajo, donde hay que ganarse cada peso. De acuerdo a Extra, su madre Victoriana trabaja como vendedora de maíz en el Mercado de Abasto local desde hace unos 35 años, mientras que su padre Justino vende café por la misma zona. Gloria colabora con ambos en sus respectivos emprendimientos y se dedica a la venta callejera.

La joven mencionó que sus padres siempre fueron su inspiración y su modelo a seguir a la hora de estudiar, y hace tres meses logró graduarse de la carrera de Ciencias Veterinarias en una universidad local.

FB: Gloria Bernal Jara

“Acá estamos sin miedo al éxito y sin tener ninguna vergüenza de vender café y choclo (trabajo al cual se dedican mis padres al 100%), ya que gracias a eso culminé la carrera de Ciencias Veterinarias. Nunca dejen que los humillen por ser ingeniosos y ganar unos guaraníes extra, siéntanse orgullosos de poder enfrentar lo que venga”.

—Gloria Bernal en Facebook

La joven contó a Extra que vendió café a lo largo de toda la noche en el mercado una vez iniciada la cuarentena local, de 1:00 a 8:30; posteriormente, se iba a trabajar con su mamá vendiendo choclo. Además asegura que está haciendo lo mismo actualmente, pero ahora en las tardes trabaja en una clínica veterinaria.

FB: Gloria Bernal Jara

Gloria incentivó a los jóvenes de su edad a nunca dejar de esforzarse para cumplir sus metas, y de siempre ser agradecidos por los sacrificios que hacen sus familias a pesar de su situación.

¡Felicitaciones a esta nueva veterinaria!