Por Ronit Rosenberg
30 abril, 2018

Es el desayuno perfecto para acelerar el metabolismo y quemar calorías de una forma muy saludable.

Encontrar la dieta perfecta se ha vuelto una utopía. Hay cientos de métodos diferentes pero todos prometen lo mismo: bajar de peso en un abrir y cerrar de ojos. Jugos prensados; atún y la piña; alimentos altos en grasas; reducción completa de carbohidratos; únicamente proteínas y la lista suma y sigue. Seguramente no eres la primera persona en sentirte defraudada de una dieta.

Instagram peaklife_magazine

Lo primero que tienes que saber antes de enfrentarte a un plan alimenticio que busca reducir kilos, es que la magia no existe (al menos para ese propósito). Una vez que tengas claro eso, tu nivel de frustración se reduce a la mitad. Lo segundo, es que para bajar de peso es muy importante hacer ejercicio. Comer saludable e ir al gimnasio es un dúo inquebrantable para llegar satisfecho al verano. Y el tercer punto; cada metabolismo es diferente. Cada cuerpo actúa de cierta manera y puede que la dieta que le resultó a una amiga que no te vaya a funcionar a ti. 

Para lograr la mejor versión de uno mismo es imprescindible identificar los puntos claves en la alimentación. El desayuno es la comida más importante del día y si no sabemos adecuadamente qué consumir, se estropeará todo. Esta primera comida es lo que determinará nuestro día y si fracasamos en la elección de los alimentos, no veremos ningún resultado aunque entrenes arduamente en el gimnasio.

Instagram leonierogo

Una pareja japonesa expertos en la medicina preventiva se dio cuenta que la mayoría de las personas que buscaban su ayuda para mejorar su metabolismo, aumentar la energía y vitalidad y bajar de peso, cometían un grave error en el desayuno. No estaban comiendo lo suficiente, estaban comiendo demasiado o simplemente lo que consumían no les aportaba en nada.

Así es como dieron con la famosa dieta japonesa matutina, la que busca reemplazar naturalmente esas pastillas de farmacias que prometen más energía y quemar calorías. ¿Para qué comprar un remedio si no hay más eficacia que los alimentos naturales? Esta dieta se basa en la banana.

Instagram virginiemassonnat

¿De qué se trata? 

El truco de un buen desayuno es que sea balanceado, porque de eso se trata una dieta exitosa; ser un equilibrio. Esas que privan al cien por ciento algunos alimentos están destinadas al fracaso. El cuerpo necesita de todo, la clave está en saber las porciones. Esta dieta indica que el primer alimento que se debe comer en la mañana es una banana (plátano). Se pueden comer todas las que uno desee, sin quedar demasiado satisfecho, junto con un vaso de agua tibia. Las bananas tienen que estar crudas, no pueden estar cocidas ni congeladas, ni en versión de budín o algún derivado.

Lunchbox.com

¿Una vez pasado el desayuno, qué se debe comer?

La dieta japonesa postula que uno debe comer de todo, pero en porciones adecuadas para no sobrecargar al cuerpo. Para el almuerzo y cena se recomienda comer arroz.

Instagram theblackberryhouse

¿Hay algo prohibido?

Los lácteos de origen animal. Puedes reemplazar por leche de almendra, coco o soya.

Instagram banana

¿Los beneficios?

Además de ayudar a regular tu peso y llegar a lo adecuado según tu índice de masa corporal, esta dieta ayuda a acelerar el metabolismo, lo que permite quemar calorías más rápido tanto en el estado de reposo como activo, permite disminuir la ansiedad y nerviosismo, y revitaliza el cuerpo.

Instagram banana

Lo importante de esta dieta es que si se practica correctamente, no tendrá efecto “rebote”, es decir los kilos perdidos no se volverán a recuperar en un mes. Lo importante es no ver la dieta japonesa como algo pasajero, sino como un estilo de vida.