Por Ghalia Naim
5 octubre, 2017

Si ya se te hizo agua la boca, espera que veas esto…

El sándwich de queso es sin duda el más famoso del mundo o al menos de Occidente. Es fácil y delicioso aunque esté frío o caliente, da igual, la mezcla es simplemente perfecta, no obstante, la receta ha evolucionado radicalmente hasta el punto de los dioses, ¿has comido un emparedado con más de un solo tipo de queso? Bueno, según los expertos, este espectacular platillo resulta mejor si combinas tres y hasta cuatro texturas y a continuación te damos los datos que necesitas para hacerlo.

¿Cómo preparar un perfecto pan de queso asado?

Lo primero es tener a mano un gran sartén, mantequilla a temperatura ambiente y MUCHO queso.

¿Qué queso usar?

Según la experta y comerciante de queso artesanal Julia Birnbaum, los mejores para derretir en la sartén son:

Gruyer o queso suizo

istock

Mozzarella

istock

Cheddar

istock

¿Y el pan?

Cualquier pan que gustes está bien, pero lo mejor es uno cuadrado con textura firme. Esto, porque no debe romperse al untar la mantequilla con el cuchillo.

istock

¿Cuánta mantequilla?

Es importante untar por ambas caras del pan para que al contacto con la sartén logre dorarse a la perfección mientras que por dentro ayuda a derretir el queso.

istock

Preparación:

  1. Untar por ambos lados el pan
  2. Calentar la sartén a fuego medio y calentar los panes
  3. Agregar el queso suizo
  4. Sobre este, el cheedar
  5. Añadir sobre estos cualquier clase de carne o tocino previamente cocinado.
  6. Colocar sobre estos ingredientes el queso mozzarella
  7.  Retirar con una espátula y colocar sobre una de las rebanadas de pan y tapar con la otra cara
  8. Tapar  unos segundos
  9. Girar y volver a tapar
  10. Retirar y, ¡a comer!
istock

¡Delicioso!

istock