Por Teresa Donoso
15 mayo, 2017

Una vez que aprendas a prepararlos querrás gritar “¡sí, chef!”.

Si hay algo mejor que comer huevos pochados (o escalfados) eso definitivamente es comer huevos benedictinos: una mezcla celestial entre jamón, tostadas, salsa holandesa y huevos pochados. En serio, quienes lo prueban no vuelven a ser los mismos y como queremos cambiar tu vida para bien, partiremos dejándote este video de Sabores donde puedes aprender a preparar tus huevos de esta deliciosa manera:

¿Viste lo increíble que es?

Pues bien, ahora queremos que aprendas a prepara estos hermosos huevos benedictinos y para ello hemos tomado la receta de la revista People quienes compartieron los pasos e ingredientes que el mismísimo Gordon Ramsay sigue cada vez que los cocina.

¡Manos a la obra!

Ingredientes:

– Una cucharada de pimienta negra entera.
– 10 ramas de estragón.
– Dos tazas más tres cucharadas de vinagre blanco, dividido.
– Tres yemas de huevo.
– Una taza de mantequilla sin sal, derretida y pasada por colador.
– Una cucharada de jugo de limón recién exprimido.
– 1/2 cucharadita de sal.
– 1/4 cucharadita de pimienta negra.
– Cuatro huevos grandes.
– Dos muffins inglés
– Cuatro rebanadas de jamón serrano

Preparación:

Para la salsa holandesa:

1. Combina la pimienta entera, el estragón y las dos tazas de vinagre en una olla pequeña a fuego medio. Cocina hasta que se reduzca a la mitad, aproximadamente durante 30 minutos. Quita del fuego, retira la pimienta y el estragón y separa dos cucharadas de la reducción en un bol pequeño. Lo que sobre, guárdalo en un recipiente sellado para usarlo en otra ocasión.

2. Hierve un cuarto de agua en una olla grande a temperatura media. Pon un bol a prueba de temperaturas altas en ella (simulando baño maría). Pon las yemas aquí junto con las dos cucharadas de la reducción de vinagre. Bate constantemente hasta que tome consistencia.

3. Quita el bol del fuego y añade lentamente 1/4 de la mantequilla derretida. Vuelve a ponerlo a baño maría y cocina durante dos minutos, revolviendo constantemente.

4. Repite este proceso hasta que la mantequilla se haya acabado y la consistencia de la salsa sea un poco más líquida que la de la mayonesa

Para los huevos:

1. En una olla pon agua hasta que tengas un nivel de ocho centímetros. Haz hervir, reduce la temperatura y mantenla en el fuego. Añade el vinagre restante, revuelve con rapidez para que el agua se mueva de forma vigorosa y añade de a un huevo.

2. Deja cocer por dos a tres minutos y retira con una cuchara. Repite lo mismo con los huevos que desees mochar (o escalfar).

3. Para servir, pon un poco de salsa holandesa sobre cada muffin inglés, añade una rebanada de jamón y un huevo pochado. Termina con más salsa.

¿Lograste hacerlos bien al primer intento? Ten cuidado, que de seguro Gordon Ramsay está mirando.

Si lo lograste sin problemas, entonces ahora grita ¡Sí, Chef! e invita a tu familia a disfrutar de este delicioso desayuno.