Por Antonio Rosselot
8 julio, 2020

Originado en Toledo (España), el mazapán es uno de los dulces más populares del mundo en la actualidad. Aquí te dejamos la receta toledana tradicional, para la cual sólo necesitas almendras, azúcar glas y un huevo.

Hoy es día de una receta que, si bien tiene sus orígenes en España, se ha masificado hacia Latinoamérica y el resto de Europa, siendo uno de los dulces más populares a nivel mundial.

Quienes no sabemos tanto del mazapán podríamos pensar que prepararlo es muy difícil, ya que hay que lograr una textura y un sabor determinadas. Sin embargo, la receta es sorprendentemente sencilla y sólo requiere de tres ingredientes: almendras molidas, azúcar y un huevo.

Gourmet

A continuación, les dejaremos una fácil receta para preparar mazapán, cortesía del blog “El Invitado de Invierno”. Aquí también detallaremos cómo hacer el clásico rollo de mazapán de yema, que es una de las preparaciones más importantes y simbólicas de la ciudad de Toledo (España), donde se originó este dulce.

Finalmente, para aquellos y aquellas que luchan contra el azúcar, éste también se puede reemplazar por algún edulcorante sin azúcar para que el placer sea menos culpable. ¡Comencemos!

Una Receta

Ingredientes

– 250 gramos de almendras molidas

– 250 gramos de azúcar glas (o sucedáneo especial sin azúcar para mazapán)

– 1 clara de huevo mediano

– 1 yema de huevo mediano

Hogar Manía

Preparación

1. Moler las almendras en casa, ojalá. Así mantienen la frescura y absorben menos líquido.

2. Mezclar bien las almendras molidas y el azúcar (o edulcorante).

3. Agregar la clara de huevo, mezclar y amasar con la mano hasta que se convierta en una pasta lisa y dúctil.

4. La masa debe estar algo pegajosa pero no en exceso. Si queda muy pegajosa, es que la clara era demasiado grande; esto se resuelve añadiendo un poco más de almendras y azúcar a partes iguales. En caso de que esté seca —como cuando se agrieta al manipularla—, se le puede poner un poco de agua.

5. Envolver la masa en plástico y dejar reposar por media hora hasta que termine de hidratarse.

6. Una vez lista, cortarla en trozos y amasarla en figuritas a nuestro propio gusto.

Para el rollo de mazapán de yema:

7. Apartar una porción de la mezcla de almendra y azúcar y agregarle la yema. Amasar hasta que tenga una consistencia similar a la del mazapán corriente y dejar reposar la masa.

8. Hacer un cilindro con el mazapán de yema y envolverlo con una lámina de mazapán corriente. Rematar los extremos apretando el mazapán por sus puntas para que quede parejo.

9. Rodar el rollo para que quede parejo, hacerle unos pequeños cortes en una de sus superficies, pincelarlo con yema de huevo y ponerlo sobre una bandeja de horno con los cortes hacia arriba.

10. Grillar el mazapán (ojo, ¡no hornear!) a máxima potencia por 2 a 3 minutos, vigilando que no se queme. Sacar cuando ya esté dorada la parte superior.

11. Una vez fuera del horno, dejar reposar y enfriar en la misma bandeja, ya que el mazapán es muy frágil cuando está caliente.

El Invitado de Invierno

¡Así de fácil!