Por Antonio Rosselot
30 julio, 2020

Es una receta que toma un buen tiempo, pero cuando pruebes una de estas medialunas tibias y recién remojadas en almíbar, sabrás que todo ese esfuerzo valió la pena.

Para quienes somos amantes del mundo de lo dulce —me incluyo sin pudor—, no hay nada mejor que unas buenas masitas para empacharse. Ya sean panes dulces, churros, tartas o pasteles, es imposible hacerles el quite.

Y hablando de delicias con azúcar, en Argentina tienen las masas más deliciosas del continente, a juicio de quien escribe. Hablamos de las famosas medialunas, esos pequeños panecillos con mantequilla que se asemejan a los croissant, pero mucho más sabrosos y esponjosos.

En Mi Cocina Hoy

Las medialunas son muy versátiles: pueden ir solas o rellenas, cubiertas de azúcar, para el desayuno, para el postre o la merienda, e incluso para pasar el rato. Si tu peso no te preocupa, tienes que entregarte a este placer alguna vez en tu vida.

En este caso la receta es del blog chileno En Mi Cocina Hoy, pero damos fe de que se acerca mucho a la original: total, ambos países son vecinos y hay mucha influencia entre los dos. Pero esperamos que ustedes las repliquen en todos los países de Latinoamérica, porque lo merecemos. ¡A cocinar!

En Mi Cocina Hoy

Ingredientes (18 medianas o 24 pequeñas)

Para la masa

– 300 ml de leche entera

– 14 gramos de levadura en polvo

– 525 gramos de harina sin polvos de hornear

– 40 gramos de azúcar

– 15 gramos de miel

– 1 cucharadita de extracto de vainilla

– 1 cucharadita de ralladura de limón (opcional)

– 10 gramos de sal

– 2 huevos

Para el empaste

– 40 gramos de harina sin polvos de hornear

– 225 gramos de mantequilla, a temperatura ambiente

Para el almíbar

– 1/2 taza de agua

– 1/2 taza de azúcar

En Mi Cocina Hoy

Preparación

1. Entibiar la leche a no más de 45ºC, y agregarle la levadura. Revolver hasta que se disuelva y dejar reposar 10 minutos, hasta que forme abundantes burbujas.

2. Con un tenedor, mezclar la mantequilla y la harina, y luego extender la mezcla en una superficie con papel de cocina. Formar un cuadrado de unos 15×15 cm, y luego refrigerar por 15 minutos.

3. En un bol verter la harina, azúcar, miel, extracto de vainilla, sal, limón y uno de los huevos. Mezclar todo con una batidora, agregando la leche con levadura a la mezcla en porciones separadas. Después de 5 minutos debería quedar una masa pegajosa, luego traspasar a un mesón enharinado y amasar por 10 minutos más.

4. Extender la masa en un cuadrado de 30×30 cm, poner el cuadrado de mantequilla en la mitad y plegar los bordes de la masa hacia adentro, de modo que la mantequilla quede totalmente cubierta. Con la ayuda de un uslero, aplanar hasta que se forme un rectángulo (ver foto).

En Mi Cocina Hoy

5. Plegar la masa en 3 partes como si fuese una carta: primero doblar el lado izquierdo hacia el centro y luego el derecho. Poner la masa en una lata de horno enharinada y refrigerar por 1 hora.

6. Sacar la masa y ponerla en el mesón enharinado, en posición horizontal. Extender con el uslero hasta formar otro rectángulo y repetir el paso 5, esta vez refrigerando por 30 minutos. Repetir este paso 2 veces más.

7. Luego, extender la masa sobre el mesón con el uslero, hasta lograr un rectángulo de 30×45 cm y un grosor de unos 5 mm. Emparejar los bordes de la masa y cortar 3 franjas largas de 10 cm de ancho cada una. Luego cortar cada una de esas franjas en 3 partes, y luego una vez más en diagonal. Así se obtendrán 18 rectángulos de masa.

8. Extender un poco cada triángulo y enrollarlos partiendo desde la base (ver foto).

En Mi Cocina Hoy

9. Enmantequillar una lata pequeña para horno, colocar los rollos y darle forma de cuernos a sus puntas, doblándolas hacia adentro y uniéndolas en el centro. Colocar las medialunas bien pegadas una de la otra hasta llenar la bandeja.

10. Precalentar el horno a 180ªC y, paralelamente en un bol pequeño, batir el huevo sobrante con un poco de leche o agua hasta que esté totalmente incorporado.

11. Dejar reposar y leudar las medialunas en la misma lata de 30 a 45 minutos, en un lugar templado. Pincelarlas con el batido de huevo y luego hornear por 30 minutos, rotando la lata en caso de que sea necesario.

12. Para el almíbar, poner el agua y el azúcar en una olla pequeña y cocinar a fuego medio hasta que se disuelva el azúcar. Luego, dejar hervir por 4 minutos para reducir.

13. Sacar las medialunas del horno y pincharlas levemente con un mondadientes en varias partes antes de pincelarlas con el almíbar, para que éste se absorba.

14. Servirlas tibias en alguna merienda o desayuno. Duran 3 días frescas, también se pueden congelar y recalentar sin problemas.

¿Por qué amamos a Argentina? Por Maradona, Cerati y las medialunas, ciertamente.