Por Teresa Donoso
9 mayo, 2017

Se ven taaan deliciosas.

Las paletas son irresistibles de por sí y si a eso le añades colores, sabores y olores especiales, entonces tienes una bomba entre tus manos. Una bomba de sabor, por supuesto. En ninguna casa hay suficientes de estas, algo que se hará evidente apenas aprendas a hacerlas, porque desaparecerán en dos segundos. Escoge tu molde preferido y reúne los ingredientes: desde ahora en adelante los dulces los preparas tú.

Ingredientes:

– 200 gramos de azúcar.
– 120 ml de agua.
– 160 gramos de glucosa.
– Esencia de vainilla.
– Colorante vegetal.
– Palitos de brocheta.

Preparación:

1. Colocar azúcar y agua en una olla, mezclar bien
2. Agregar la glucosa y calentar a fuego medio hasta que alcance una temperatura de 160 grados Celsius.
3. Retirar del fuego y agregar el extracto y el colorante. Revolver para lograr un color uniforme
4. Disponer los palitos sobre una plancha de silicona separados unos de otros.
5. Verter la mezcla sobre los palitos de manera uniforme.
6. Dejar enfriar a temperatura ambiente y desmoldar cuanto estén completamente secos.

¿Tan sencillo? ¡Pues claro que sí!

No te lo compartiríamos si no fuese el caso. Ahora experimenta con diferentes esencias, la vainilla fue nuestra sugerencia ¿qué nos propones tú?