Por Antonio Rosselot
26 mayo, 2020

Masa de galletas de Oreo, relleno de queso crema con Baileys y cobertura de chocolate semiamargo. ¿Es necesario decir más?

Nuestros horizontes en la repostería se han ampliado muchísimo con el coronavirus, de eso no cabe duda. Y si estás buscando una nueva receta para sorprender a tu familia —o simplemente quieres comer solo/a sin culpa—, ¿qué mejor que innovar con el ya famoso cheesecake?

Y aún más épico: ¿qué tal si le ponemos un poquito de Baileys al relleno?

Delish

Hay tres razones por las cuales esta opción es una de las mejores que podrías elegir: tiene una deliciosa masa de galletas Oreo que, al pegarse mejor con su propio relleno, no necesita tanta mantequilla.

Además, el relleno de queso crema tiene un dulzor profundo, que proviene tanto del azúcar como del Baileys, que a su vez le da un chispazo final de calor a cada bocado. Finalmente, el ganache de chocolate es el perfecto complemento y está presente en todas las áreas del pastel.

Delish

Bueno, dejémonos de habladurías y pasemos a la acción. A continuación podrán encontrar la receta para hacer esta maravilla de postre:

Ingredientes

Para la masa:

– 26 galletas Oreo

– 4 cucharadas de mantequilla, derretida (y un poco más para freír después)

– Un pellizco de sal

Para el cheesecake:

– 900 gramos (4 barras) de queso crema, a temperatura ambiente

– 300 gramos de azúcar granulada

– 28 gramos de maicena

– 4 huevos grandes

– 155 ml de Baileys Irish Cream

– 1 cucharadita de extracto de vainilla

Para el ganache:

– 150 gramos de crema (o nata)

– 340 gramos de chips de chocolate semiamargo

Delish

Instrucciones

1. Precalentar horno a 165º y enmantequillar un molde desmontable de unos 20-22 cm de diámetro.

2. Para la masa, triturar las galletas Oreo con la mantequilla derretida y la sal en una procesadora de alimentos. Luego poner la masa en el molde y aplanarla hasta que quede firme y pareja en su superficie. Dejar a un lado para hacer el relleno.

3. En un bol grande, batir el queso crema y el azúcar con un batidor de mano hasta que la mezcla esté totalmente suave y esponjosa. Luego añadir la maicena y los huevos, finalmente el Baileys y el extracto de vainilla.

4. Verter la mezcla sobre la masa en el molde, luego poner el molde en una bandeja grande para horno.

5. Hornear hasta que el centro del cheesecake esté levemente firme, entre 1:20 y 1:30 horas. Luego dejar reposar dentro del horno por una hora y después refrigerar hasta que esté fría: puede ser entre 4 horas y una noche completa.

6. Cuando esté listo para servir, hacer el ganache: en una sartén pequeña a fuego lento, calentar la crema (nata). Poner el chocolate en un bol a prueba de calor y verter la crema caliente dentro. Dejar reposar por tres minutos y luego revolver hasta que la mezcla esté cremosa y sin grumos.

7. Refrigerar el ganache hasta que esté levemente firme, unos 15 minutos, y luego esparcirlo por todo el cheesecake, cubriendo todos los espacios. Dejar reposar 10 minutos antes de servir.