Por Antonio Rosselot
15 septiembre, 2021

Este “crumble” caliente de manzana, clásico postre inglés, tiene un giro borrachín que te atraerá tal como la miel a los osos.

La repostería es la única dimensión del mundo culinario que no discrimina por épocas ni temperaturas: incluso en verano, nos podemos comer un buen postre caliente a cualquier hora. Si bien a veces puede no ser muy placentero, lo importante es el azúcar.

Vecinos del sur y del norte, uníos para darles la bienvenida a un clásico inglés, con un giro bastante coqueto y punzante: un crumble de manzana con amaretto y Jack Daniel’s, dos de nuestros licores favoritos.

Essbeevee

Aquí se mezclan distintas texturas y sabores que, potenciados, hacen de la experiencia de comer aún más placentera; las manzanas tiernas y casi hechas puré, el dulzor del azúcar y el cachetazo del alcohol, la cubierta crocante y dorada… es la mejor de las alianzas.

A continuación, te dejamos esta sencilla receta para que acompañes tus días, ya sean al aire libre o de encierro.

Essbeevee

Ingredientes (para 4-6 personas)

Para el relleno:

– 4 manzanas grandes

– 100 gramos de azúcar rubio

– 60 gramos de mantequilla sin sal

– 1 cucharadita de canela en polvo

– 1/2 cucharadita de jengibre en polvo

– 50 ml de amaretto

– 25 ml de whisky Jack Daniel’s

Para el crumble:

– 120 gramos de azúcar corriente

– 90 gramos de avena

– 60 gramos de harina

– 60 gramos de mantequilla sin sal, en cubos y a temperatura ambiente

– 50 gramos de almendras fileteadas y tostadas (opcional)

Essbeevee

Preparación

1. Pelar y cortar las manzanas en 8 o 10 partes.

2. Derretir la mantequilla en una sartén grande y después añadir el azúcar, la canela y el jengibre. Revolver hasta que esté todo derretido.

3. A fuego medio, poner las manzanas en la sartén y cocinar por 5-10 minutos, revolviendo constantemente hasta que están suaves.

4. Dejar las manzanas en un recipiente apto para horno y verter el amaretto y el whisky. Mover un poco la mezcla para que se incorpore bien, y dejar a un lado para comenzar con el crumble.

5. Para el crumble, poner en un bol grande la mantequilla en cubos, el azúcar corriente, la avena y la harina. Frotar la mezcla con las palmas de las manos hasta que quede en formato de grumos o migas, y después agregar las almendras levemente trozadas.

6. Cubrir el recipiente de las manzanas con el crumble y hornear por 30 minutos a 180ºC, hasta que la parte de arriba esté dorada y la fruta burbujee por los costados.

7. Servir caliente, ojalá con una bola de helado.

¡Comer siempre va a ser una excusa para pasarlo bien!