Por Teresa Donoso
16 junio, 2017

Disfrutan la vida y se mantienen sanas.

Emilie Durand es francesa y vive en París. Se declara amante de la comida y le encanta compartir recetas y trucos para vivir una vida plena y tener buena salud. Su meta, tal como lo indica en su biografía en el portal Mind Body Green, es compartir los hábitos y reglas que han sido usados por los franceses durante décadas para vivir vidas plenas y saludables. Por ello, quiso compartir con el mundo lo que las mujeres francesas realmente comen cada día.

No es exactamente lo que piensas.

1. Desayuno: 7 am

Emilie Durand

Su primera comida es el desayuno y cree que es lo más importante. De hecho, no sale de su casa sin haber comido antes:

“En Francia no comemos comidas saladas para el desayuno, de hecho, pensar en una comida salada al comienzo del día nos hace sentir un poco mal. Tiene que ver con nuestros hábitos, preferimos comer cosas dulces para comenzar el día”.

En su caso, Emilie come avena con leche entera, canela y frutos secos. En general no le agrega azúcar y prefiere añadir, si es que lo desea, fruta fresca de la temporada por encima.


2. Snack: 10 am

Emilie Durand

Tres horas después, Emilie come su primer snack. En general come una fruta de la estación, un yogurt sin descremar o una porción de frutos secos.


3. Almuerzo: 12 pm

Emilie Durand

El almuerzo es un momento del día que en Francia se usa para descansar y compartir con los amigos. Según Emilie, el almuerzo promedio en el país dura 90 minutos, mucho más de lo que nosotros estamos acostumbrados. Los almuerzos tienen tres platos: entrada, fondo y postre.

La entrada suele tener vegetales crudos o setas con crema, el plato principal suele ser legumbres y vegetales y a veces una porción de pescado o carne. Para el postre casi siempre se sirve fruta o yogurt con un poco de canela. Muchos beben café al final del almuerzo.


4. Goûter: 4 pm

Emilie Durand

Este es el segundo snack del día. Emilie explica que goûter significa, literalmente, “probar” y tiene mucho que ver con la sensación de comer algo delicioso y dulce justo a media tarde. Por supuesto que esta tradición tiene mucho que ver con la moderación y en general consiste en un pequeño pedazo de algo que se disfruta al 100%.


5. Cena: 8 pm

Emilie Durand

A las ocho de la noche ya es hora de cenar y tal como cuenta Emilie, en Francia este es el plato más ligero del día. Tal como el almuerzo, lleva tres platillos. De entrada se sirve sopa, el plato principal lleva algún tipo de proteína animal o un omelette y el postre, nuevamente, es yogurt y frutas.


6. Después de la cena: 9 pm

Emilie Durand

Este podría considerarse como el segundo postre del día. En el caso de Emilie, ella come un pequeña porción de chocolate amargo con una infusión. La idea es disfrutar del momento y relajarse después de un largo día.

Claramente la perspectiva de los franceses frente a la comida es diferente a la nuestra. No sólo la disfrutan de forma genuina, sino que además se preocupan de usar ingredientes nobles, naturales y con mucho sabor.

¿Comerías como los franceses? ¡Cuéntanos en los comentarios!