Por Teresa Donoso
10 Mayo, 2017

Un bocado y entrarás al paraíso.

La comida china debiese tener su propio espacio en la pirámide de los alimentos, o al menos eso creo yo. Es deliciosa, fácil de preparar hay una opción para todos (fideos de arroz para los celíacos, algas marinas en vez de carne para los vegetarianos) y hace feliz a todo aquel que la prueba. Con esta receta al fin le podrás decir adiós a pasarte horas cocinando (o gastar mucho dinero en comida a domicilio).

Ingredientes:

– 100 gramos Filete de Vacuno
– 30 gramos Fécula de Maiz
– Aceite vegetal
– 1/2 pimiento
– 200 gramos de fideos chinos
– 30 gramos de cebolleta

Para la salsa:

– 5 cc aceite de sesamo.
– 170 cc salsa soja.
– 70 gramos Azúcar moreno.
– 300 cc caldo de pollo.
– 3 gramos morrón en polvo.
– 3 gramos ajo en polvo.

Preparación:

1. Picar el vacuno en pequeños cubos. Con la ayuda de una bolsa poner la fécula de maíz dentro y el vacuno. Sacudir para que el vacuno quede impregnado de fécula.
2. En un sartén antiadherente, calentar aceite añadir el vacuno y dorar por todos los lados. Poner en un plato y reservar.
3. En el mismo sartén poner el pimiento y saltear. Retirar el pimiento y reservar.
4. Verter los ingredientes de la salsa en el sartén (aceite de sésamo, salsa soja, azúcar moreno, ajo, caldo de pollo y morrón en polvo). Cocinar por 10 minutos hasta que reduzca.
5. Hidratar los fideos chinos en agua caliente.
6. Una vez lista la salsa incorporar el vacuno y el pimiento. Añadir los fideos chinos.
7. Servir y decorar con cebolleta picada

Y ahora a disfrutar: porque la vida es demasiado corta como para no hacerlo.