Por Teresa Donoso
2 junio, 2017

Prepáralos para el desayuno. No te arrepentirás.

Si eres de esas personas que aman comer la pizza del día anterior al desayuno, entonces tenemos una receta que deleitará a tus papilas gustativas. Estos panecillos son la mezcla perfecta entre los sabores que amas y tu sandwich favorito y de seguro se convertirá en uno de tus desayunos preferidos. Por supuesto que puedes ponerte creativo y prepararlos con los ingredientes que más te gusten. El límite y el sabor lo pones tú. 

Ingredientes (rinde 7 panecillos):

– 300 ml de agua tibia.
– 30 gramos de levadura fresca.
– 500 gramos de harina.
– Una cucharadita de azúcar.
– 3/4 de cucharadita de sal.
– 3 cucharadas de aceite de oliva.
– Un huevo.
– 14 láminas cuadradas pequeñas de queso.
– 14 rebanadas pequeñas de jamón.

Preparación:

1. Diluye la levadura en el agua tibia y déjala reposando durante 5 minutos.
2. En un bol mezcla la harina con la sal, el azúcar y el aceite de oliva. Incorpora la levadura diluida y amasa durante 7 minutos, para formar una masa elástica y homogénea.
3. Engrasa un bol con aceite y pon la masa en éste. Cúbrela con un paño húmedo y déjala reposando en un lugar cálido durante una hora o hasta que duplique su volumen.
4. Precalienta el horno a 190º Celsius.
5. Divide la masa en 7 bollos y con un cuchillo córtalos en el centro pero sin llegar a dividirlos.
6. Rellena cada bollo con dos trozos de jamón y dos trozos de queso.
7. Presiona los bordes para que no se abran completamente en el momento de la cocción.
8. Pon los panes en una bandeja para hornear enharinada y píntalos con huevo batido.
9. Hornéalos durante 20 minutos, ¡y disfruta!

¿Listo para comer? Prepáralos y compártelos con tus personas favoritas. Quedarán felices y satisfechos.