Por Antonio Rosselot
2 diciembre, 2020

El “Butterfly Cup” tiene un diseño totalmente orgánico que elimina la necesidad de tapas plásticas y popotes, con una larga y particular boquilla en la parte superior. Tommy McLoughlin, creador del vaso, ya lo está ofreciendo a cadenas de café y locales en el Reino Unido para sumarlos a la cruzada ecológica.

Este año de pandemia y confinamiento no nos puede hacer olvidar los otros problemas que sufrimos en este planeta. Dicho esto, cómo no mencionar al desperdicio de plásticos; incluso teniendo opciones reciclables, la gran mayoría del plástico termina en los basureros y puede demorar una eternidad en descomponerse.

Sin embargo, las mentes innovadoras del planeta prometen intentar salvarlo antes de que sea demasiado tarde. Por lo mismo, un diseñador creó el primer vaso reciclable de café que no requiere de una tapa plástica para estar completo.

Butterfly Cup

El británico Tommy McLoughlin creó el Butterfly Cup, hecho íntegramente de papel, y con un doblez especial en la parte superior que permite que el vaso esté cerrado completamente, eliminando la necesidad de una tapa. Además, tiene una pequeña boquilla para beber el contenido, que elimina también la necesidad de usar popotes.

El papel que recubre el interior del vaso es un recubrimiento especial que previene filtraciones, mientras que las impresiones y el color del vaso fueron hechas con tintas de origen vegetal, por lo que si se tira al reciclaje, se puede descomponer fácilmente sin causar daño al planeta.

Butterfly Cup

“Es una burla que de los millones de vasos de café que se usan al año en el Reino Unido, se reciclen tan pocos. Creamos ‘Butterfly Cup’ para levantar la tapa de este desastre y ayudar a resolverlo”.

—Tommy McLoughlin, creador y CEO de Butterfly Cup, en comunicado de prensa—

Actualmente, la empresa de Tommy está contactándose directamente con cadenas de café y otros locales en el Reino Unido para convencerlos de cambiar sus vasos regulares por el Butterfly Cup, sumándolos así al grupo de gente que intenta cambiar el planeta.

Butterfly Cup

Además el vaso se ve muy guapo y práctico, ¡por lo que no vemos razón para que no se use universalmente!